La concertada reclama más financiación y reprocha que caiga la aportación pública por alumno

Josep Maria Romagosa (CCAPAC) y Josep Manuel Prats (Fapel)
EUROPA PRESS
Publicado 25/04/2018 14:25:24CET

   Dice que sus centros "no podrían sobrevivir" sin las aportaciones de las familias

   BARCELONA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Confederació Cristiana d'Associacions de Pares i Mares d'Alumnes de Catalunya (CCAPAC) y la Federació d'Associacions de Pares i Mares d'Escoles Lliures de Catalunya (Fapel), que aglutinan el 95% de las Ampas de la escuela concertada, han criticado este miércoles la "infrafinanciación" de los conciertos, y han reprochado un descenso del 6,1% de la aportación pública por alumno.

   En rueda de prensa, han pedido un reconocimiento al esfuerzo de las familias ante el descenso de la aportación de la Generalitat por plaza, una mejor financiación para todo el sistema educativo, y han reprochado los "constantes ataques" que sufren desde diversos sectores educativos defensores de la escuela pública.

   El presidente de CCAPAC, Josep Maria Romagosa, ha señalado que las familias han aumentado entre 2010 y 2015 su aportación en 114 millones de euros, mientras que la aportación de la Generalitat al módulo de concierto se ha reducido en el mismo periodo, estando congelado desde 2012 --han calculado que ha disminuido un 16% en relación a un modelo que mantuviera el IPC--.

   Con datos publicados en el Institut d'Estadística de Catalunya (Idescat), Romagosa ha dicho que las familias aportaron 890 millones de euros en 2015 --eran 742 en 2010-- a la financiación de la concertada, incluyendo los servicios complementarios como comedor o actividades extraescolares.

FINANCIACIÓN POR PLAZA

   Las Ampas de la concertada han señalado que el coste por plaza se ha mantenido estable sobre los 5.000 euros pese al incremento de alumnado, pero que la aportación pública por alumno ha pasado de 2.979 a 2.797 euros en ese periodo, un 6,1% menos, mientras que la privada de las familias ha crecido de los 1.953 a los 2.252 euros, un 15,3% más.

   "La administración está reduciendo su aportación en términos reales alejándose del principio de gratuidad" que fija la Ley de Educación de Catalunya (LEC), ha dicho Romagosa, que ha señalado que la aportación pública se encargaba del 60,4% de la plaza en 2010 y ha pasado al 55,4% en 2015.

   El presidente de Fapel, Josep Manuel Prats, ha sostenido que es un "ejercicio de demagogia" acusar a la concertada de quitar recursos a la escuela pública, y ha pedido que no haya enfrentamientos sino caminar juntos para garantizar la calidad y equidad del Servei d'Educació de Catalunya, que incluye a ambas por estar sufragadas con dinero público --la concertada representa el 37% de los centros del servicio--.

"ATACADOS"

   Prats ha dicho que los padres se sienten "atacados" por sectores educativos favorables a la pública cuando se dice que la concertada segrega, mientras que Romagosa ha dicho que, a la luz de los datos de Idescat, los segregados son los padres de la concertada, que han visto aumentada su aportación.

   Romagosa ha dicho que le preocupa la tendencia a la reducción de la aportación de la Generalitat, ha remarcado que "sin la aportación de las familias los centros no podrían sobrevivir", y ha pedido que se trabaje en la reducción del 'gap' para que el módulo de concierto sea suficiente para sufragar los gastos reales.

   Ha sostenido que lo ideal sería que no hubiese cuotas por la escolarización, la financiación fuera igual para todas las familias y permitiera un acceso más equitativo, pero que no piden a la administración que esto sea "mañana, sino que se camine hacia allí".