La concesionaria de ambulancias de urgencias del Maresme responsabiliza a la Generalitat del conflicto de Arenys de Mar

 

La concesionaria de ambulancias de urgencias del Maresme responsabiliza a la Generalitat del conflicto de Arenys de Mar

Actualizado 04/08/2006 21:59:40 CET

ARENYS DE MAR (BARCELONA), 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grup La Pau, empresa concesionaria del servicio de transporte sanitario urgente en la comarca del Maresme (Barcelona), entiende que el conflicto de Arenys de Mar se ha generado como consecuencia de la descoordinación de la empresa publica Sevei d'Emergències Mèdiques (SEM), quién convocó el concurso para adjudicar el servicio.

El coordinador del Maresme del Grup La Pau, Frederic Torrent, considera que tiene que ser SEM, CATsalut y Ayuntamiento de Arenys los que negocien si hay que dar alojamiento o no a los conductores de las tres ambulancias ubicadas en Arenys.

Los conductores de las ambulancias del Grup La Pau denunciaron a Europa Press que están mal atendidos en Arenys, dónde no tienen sitio para alojarse y descansar, ni servicios durante las horas de espera. El gobierno municipal responde que es responsabilidad de la empresa concesionaria y no del Ayuntamiento alojar a sus trabajadores durante las esperas.

La responsable de la empresa publica de la Generalitat SEM, Patrícia Jiménez, reconoció, en declaraciones a Europa Press, que "recae sobre el Grup La Pau la responsabilidad de ubicar a sus trabajadores" y por tanto no es responsabilidad de los ayuntamientos, aunque añadió que "esto no quiere decir que se pida colaboración a los ayuntamientos y la Conselleria de Salud en cuestiones como el alojamiento de los trabajadores".

En cualquier caso Jiménez afirmó que negocian con los actores implicados en el conflicto para tratar de resolver una situación anómala que "no tenemos constancia que se repita en ningún otro sitio" afirmó.

Sobre la posibilidad de que las ambulancias de urgencias ubicadas en Arenys cambien su ubicación, como especularon los mismos trabajadores de La Pau, Frederic Torrent negó esta posibilidad porque "es responsabilidad del SEM decidir la ubicación de las ambulancias". Patricia Jiménez, por su parte, no quiso ni confirmar ni desmentir esta posibilidad, que supeditó al resultado de las negociaciones.

Fuentes municipales achacan el problema a la redacción de las clausulas administrativas para la adjudicación del servicio. Lo que sí tiene claro el alcalde de Arenys de Mar, Miquel Rubirola, es que "se está atribuyendo al Ayuntamiento una responsabilidad que no tenemos", aunque se mostró decidido a "facilitar", con todo lo que esté a su alcance, la tarea de los técnicos de transporte sanitario del Grup La Pau.

Las más de 20 ambulancias de urgencias que dan servicio al Maresme están repartidas en diferentes pueblos, si bien esto no garantiza que cada ambulancia dé servicio solo al pueblo donde se ubica, según fuentes del Ayuntamiento de Arenys y el mismo grupo la Pau. Los próximos días están previstas reuniones entre el Grup La Pau y el Ayuntamiento de Arenys para resolver "una secuencia de malentendidos que nos ha traído a esta situación".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies