El Consejo de Ministros aprueba que Cataluña solicite al FLA 3.477 millones

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo
EUROPA PRESS
Actualizado 09/03/2018 16:46:41 CET

Autoriza a la Generalitat a endeudarse sin superar los límites que fijan las cuentas de 2017

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un acuerdo por el que Cataluña solicita la adhesión al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) de financiación a las Comunidades Autónomas para 2018 por una cantidad de 3.477 millones de euros.

En rueda de prensa para valorar los acuerdos del Consejo de Ministros relativos a Cataluña, el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, ha recordado que el Ministerio de Hacienda informó en enero el importe disponible del fondo para el primer trimestre del año.

Con el acuerdo aprobado este viernes, Cataluña también manifiesta el compromiso de cumplir con aquello que dispone el Real Decreto Ley de medidas de sostenibilidad financiera de las Comunidades Autónomas y de los entes locales.

Además, a propuesta del Ministerio de Hacienda, también se ha aprobado un decreto ley de necesidades financieras del sector público en prórroga presupuestaria para "dar respuesta a las necesidades financieras inaplazables de determinadas entidades del sector público" catalán.

La medida supone autorizar a la Generalitat a que haga operaciones de endeudamiento en cualquier modalidad, con la limitación de que el saldo vivo no supere a lo que se autoriza en la ley de presupuestos de la Generalitat para el 2017.

En el caso de las entidades del sector público, solo podrán prever nuevas operaciones de endeudamiento para el importe necesario para cubrir las amortizaciones previstas dentro del ejercicio de 2018, con lo que no se incrementa el saldo vivo del endeudamiento a 31 de diciembre de 2017.

Asimismo, a propuesta del Ministerio de Sanidad, se ha probado un acuerdo por el que se toma conocimiento de la tramitación por el procedimiento de emergencia de la contratación de los servicios de terapias respiratorias a domicilio en Cataluña por un importe global de 41 millones.