El consejo de Spanair declarará este martes

Ciudad de la Justicia, L'Hospitalet
Foto: EP-MLC
Actualizado 07/07/2014 16:28:35 CET

La Fiscalía considera al consejo culpable del concurso de acreedores y reclama 72 millones

   BARCELONA, 7 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejo de Spanair, que cesó su actividad el 27 de enero de 2012, declarará en el juzgado mercantil 10 de Barcelona este martes dos años y medio después de su quiebra.

   El juez interrogará al entonces presidente, Ferran Soriano; al director general, Michael Balint Szucs; al vicepresidente, Benny Zakrisson; a los consejeros Miquel Martí Escursell, Josep Mateu Negre, Jordi Rafael Bagó Mons, Josep Maria Benet Ferran, Joan Gaspart (en nombre de Inversions Turístiques), Manuel Albanell Mira (en nombre de Catalana d'Iniciatives), Karl Mats Erik Lönnqvist, y las empresas Avançsa, Inversiones Turístiques i Comercials 2009 SA y Fira de Barcelona, según el escrito recogido por Europa Press.

   Las declaraciones de los demandados comenzarán a las 10.00 horas en el Auditorio de la Ciudad de la Justicia, mientras que el miércoles se realizarán las ratificaciones de los informes y el jueves se expondrán las conclusiones.

   La Fiscalía de Barcelona consideró en marzo a los miembros del consejo de la aerolínea Spanair culpables del concurso de acreedores porque retrasaron la solicitud agravando el estado de insolvencia de la empresa y les reclamó 72 millones de euros.

   El informe coincidía con los administradores concursales en que la aerolínea se encontraba en una situación de insolvencia manifiesta el 30 de junio de 2011 pero retrasó cinco meses la solicitud del concurso, lo que agravó el déficit concursal en 72.184.107,63 euros.

   En sus conclusiones, la fiscal Raquel Amado recogía que en esa fecha la sociedad se encontraba "materialmente en situación de fondos propios negativos no reequilibrados" porque el mantenimiento en el activo de créditos fiscales por bases imponibles negativas de ejercicios anteriores no estaba justificado por las previsiones del plan de negocio.

   Las previsiones "adolecían objetivamente de incertidumbre e inconcreción y eran, por tanto, incompatibles con los principios de prudencia y probabilidad razonable a beneficios futuros" --según la fiscal--, principios a los que debe ajustarse la práctica contable referida.

   Según el escrito, un indicio de que la obtención de beneficios futuros no se debía contemplar como una perspectiva probable a corto y medio plazo es que los socios privados de Spanair (Volcat 2009 SL), más allá de su inversión inicial, "en ningún momento llegaron a inyectar fondos mediante préstamos para financiar la compañía al modo en que sí lo hicieron los socios públicos (Avançsa) o semipúblicos (Fira de Barcelona)".

   La fiscal pedía que se inhabilitara a los miembros del consejo para administrar bienes ajenos y representar a cualquier persona durante dos años, la pérdida de derechos como acreedores concursales y que pagaran solidariamente los 72 millones, menos Karl Mats Erik Lönnqvist, que solo debería responder por seis millones.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies