El Consell Nacional de ERC ratifica la reedición del tripartito con 164 votos a favor, 2 en contra y 10 en blanco

Actualizado 11/11/2006 14:41:48 CET

SOLSONA (LLEIDA), 11 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consell Nacional de ERC ratificó hoy el acuerdo de la ejecutiva del partido para reeditar el gobierno tripartito en la Generalitat, ahora denominado 'Govern d'Entesa', con 164 votos a favor, dos en contra y 10 votos en blanco. Según informó la portavoz de ERC, Marina Llansana, la ratificación del acuerdo fue acompañada de intervenciones de felicitación para los negociadores y de demandas de "unidad y buen gobierno" en el nuevo ejecutivo.

La votación se realizó a puerta cerrada después de que el presidente del partido, Josep Lluís Carod-Rovira, y el secretario general, Joan Puigcercós, explicaran el proceso de negociación, aunque sin dar detalles del futuro organigrama del Gobierno y las competencias que asumirá ERC.

En las 18 intervenciones de miembros del Consell Nacional, sólo una, la del presidente de la federación del Penedés, Eladi Llop, se manifestó en contra del pacto tripartito, pero también en contra de posibles pactos con CiU. El otro conseller que votó en contra no hizo uso de la palabra para justificar su postura y, en ningún caso, hubo una apuesta por un gobierno nacionalista.

Entre los votos en blanco, se encontraban los de algún conseller de la sectorial de educación que reivindicaba que ERC mantuviera las competencias en este campo, algo que ya ha quedado descartado en las negociaciones para la formación del nuevo gobierno.

Según Llansana, la mayoría de intervenciones se centraron en felicitar a la dirección por los resultados electorales y favorables al pacto tripartito y se revalidó la confianza en el equipo negociador.

Asimismo, hubo una petición "unánime" de "unidad" en el nuevo ejecutivo, así como "de buen gobierno y confianza mutua entre los partidos socios" con el fin de que actúen con una sola voz. Tanto Carod como Puigcercós, que participarán del Gobierno como vicepresidente y conseller de Gobernación, respectivamente, dieron garantías de que habrá un "discurso único".

La preocupación principal ahora en ERC es continuar trabajando para que las elecciones municipales de mayo no sean utilizadas por "votantes tradicionales de ERC decepcionados" para castigar al partido.

El objetivo se centra en recuperar a esos votantes argumentando que la decisión de ERC para formar gobierno, "fuera cual fuera" habría provocado críticas. Para ello, según Llansana, el Consell Nacional se conjuró para "no bajar la guardia" y conseguir unos buenos resultados en las municipales.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies