El conseller Buch nombra al comisario Miquel Esquius nuevo jefe de los Mossos d'Esquadra

M.Buch, el nuevo comisario jefe Miquel Esquius i Andreu Martínez
EUROPA PRESS
Actualizado 10/07/2018 20:05:23 CET

Ascendió de la mano de Ferran López como número dos del cuerpo

BARCELONA, 10 (EUROPA PRESS)

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha anunciado la tarde de este martes que designa al comisario Miquel Esquius nuevo jefe del cuerpo de Mossos d'Esquadra, hasta ahora comisario superior de coordinación territorial, número dos durante la etapa de Ferran López.

En una comparecencia convocada este mismo martes junto al propio comisario y al director general de los Mossos, Andreu Joan Martínez, Buch ha explicado que esta decisión la toma tras la renuncia del comisario López, a quien ha agradecido su trabajo al frente del cuerpo durante la aplicación del 155 de la Constitución en Catalunya, aunque todavía no tiene decidido su destino.

A su llegada a la Conselleria, Buch sondeó al major Josep Lluís Trapero, destituido como máximo responsable operativo de los Mossos en aplicación del 155, por si quería ser restituido en el cargo, a lo que él renunció debido a su procesamiento por la Audiencia Nacional, y de manera temporal había asumido las funciones Andreu Martínez.

Esquius fue ascendido a comisario superior, a la cúpula de los Mossos, con la llegada de Ferran López como comisario jefe, cuando asumió el mando del cuerpo tras la destitución de Trapero por parte del entonces ministro del Interior Juan Ignacio Zoido.

POR RESPONSABILIDAD

El comisario Esquius he explicado a los medios que asume el cargo por sentido de responsabilidad hacia el cuerpo: "Entiendo que no puede ser de otra manera", y ha agradecido la confianza del conseller.

Ha expresado que su reto es trabajar por la seguridad y el bienestar de los ciudadanos en coordinación con las policías locales y las otras fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Esquius ha destacado que se siente heredero de los anteriores comisarios jefes que ha tenido el cuerpo --"todos ellos me han enseñado y tienen mi reconocimiento"-- y ha citado a Joan Unió, Josep Milán, Josep Lluís Trapero y Ferran López.

SOLUCIÓN MEDITADA

A las preguntas de por qué se ha esperado a decidir el relevo desde que se aceptó la renuncia de López, dejando el cuerpo sin mando operativo durante casi un mes, Buch ha expresado que han buscado "una solución meditada y pensada".

La ha desvinculado de la llegada prevista del exconseller Joaquim Forn este miércoles a la cárcel catalana de Lledoners, en Sant Joan de Vilatorrada (Barcelona), y ha asegurado que Esquius, de la segunda promoción de Mossos y con 33 años en el cuerpo, es la persona "idónea".

El conseller ha destacado que Esquius cuenta con "una dilatada experiencia" al ser, además de miembro de la segunda promoción, de la primera de Tráfico que tuvo el cuerpo, y dirigir desde hace meses una Comisaría Superior.

Sobre si desvincula a Esquius de la etapa del 155, Buch ha expresado que todo el conjunto de Mossos formó parte de este periodo que supuso "el ataque más directo del Estado al autogobierno".

Buch ha indicado que decidirán junto con Esquius y Martínez el destino del comisario López y la reestructuración del cuerpo, decisiones que todavía no están tomadas, y que los trabajarán para mejorar la situación de los Mossos para que se adapte a los nuevos retos y garantice la seguridad de los catalanes.

Contador