La construcción rebaja su previsión de crecimiento hasta 2018 por el parón de la obra pública

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Euroconstruct

La construcción rebaja su previsión de crecimiento hasta 2018 por el parón de la obra pública

Francisco Diéguez y Josep Ramon Fontana (Itec)
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2016 13:08:57 CET

El Itec lamenta que no hay nuevas licitaciones y que las obras en marcha acumulan dificultades

BARCELONA, 24 (EUROPA PRESS)

La construcción española prevé crecer un 2,1% este año, frente a los cálculos del 3,7% de junio y del 4,4% realizados a finales de 2015, por el parón en la obra civil a causa de los meses de Gobierno central en funciones y la necesidad de las administraciones de seguir reduciendo el déficit público, lo que también ha empujado a la baja las previsiones para 2017 (del 4% augurado en junio al 3,2% previsto ahora) y 2018 (del 3,5% al 3,4%), mientras que para 2019 se espera un avance del 3,6%.

Así lo ha explicado este jueves en rueda de prensa el director general del Instituto de la Tecnología de la Construcción de Catalunya (Itec), Francisco Diéguez, en la presentación de la edición de invierno del informe Euroconstruct, que analiza dos veces al año 19 países europeos en los ámbitos de edificación residencial, no residencial, ingeniería civil y rehabilitación.

El jefe del departamento de Mercados del Itec, Josep Ramon Fontana, ha afirmado que 2016 ha sido el año de menor inversión en obra pública en España desde el inicio de la crisis, y que a la caída del 11% prevista este ejercicio se sumará otra del 6% en 2017: "Ya tenemos Gobierno, pero no tenemos dinero".

Además, ha lamentado que a la falta de nuevos proyectos se suma la lentitud de las obras que están en marcha, que se encuentran con "muchas dificultades" por desvíos presupuestarios al alza que las administraciones no están actualmente dispuestas a asumir, lo que se traduce en paralización de obras e incluso rescisión de contratos para volver a licitar el proyecto, lo que ralentiza la puesta en marcha de las infraestructuras.

Preguntado por si la colaboración público-privada puede ser una opción para sacar adelante infraestructuras dadas las limitaciones presupuestarias de las administraciones, Fontana ha opinado que la confianza está dañada por conflictos como los de las radiales, las subvenciones a las depuradoras, los contratos de agua y el modelo eléctrico: "No es un buen punto de partida".

AUGE RESIDENCIAL

Por contra, el sector residencial impulsa el crecimiento de la construcción con un avance del 14% este año --en junio se pronosticaba un 12%-- y del 10% en 2017, si bien el Itec reduce el crecimiento al 6% en 2018 y 5% en 2019 porque ve una presencia actual importante de "compradores-inversores" que pueden optar por alternativas ajenas al inmobiliario si mejoran otros aspectos de la economía, ha indicado Fontana.

Diéguez ha agregado que los fondos de inversión "serán actores muy importantes los próximos años" en el ámbito de la promoción porque están impulsando planes de gran volumen, y ha considerado que todavía faltan operadores potentes de inversión para alquiler, lo que se ve en las tensiones del mercado en la ciudad de Barcelona, donde hay demanda pero falta producto, lo que dispara los precios.

Pese al crecimiento de la construcción de vivienda, Fontana ha descartado una nueva burbuja, ya que haría falta duplicar la producción para llegar a la media europea per cápita, que es inferior a la media histórica nacional por el peso de las segundas residencias en España.

El segmento no residencial (comercio, oficinas y naves industriales) ha pasado de un decrecimiento del 2,6% en 2015 a un incremento del 1,5% en 2016 que prevé situarse en el 4% en 2017, aunque los promotores recelan de acometer grandes proyectos porque desconocen la evolución de la economía y la demanda a varios años vista.

La rehabilitación crece muy lentamente, con una previsión de avance del 2,5% en el periodo 2017-2019, frente al 7% de la vivienda, el 4% no residencial y el -0,4% de la ingeniería civil, y Fontana ha apuntado a la necesidad de apoyo público para que pueda dar "el salto de escala" que la sitúe en la media europea.

Diéguez ha incidido en que los porcentajes generales de crecimiento del sector de la construcción español hacen referencia a unos valores absolutos que están "muy por debajo de la normalidad", y ha considerado que el sector continuará en crisis los próximos dos años.

EUROPA

A nivel europeo --con datos de los 19 países que se analizan en el informe--, la construcción crecerá un 2% este año, un 2,1% en 2017, y entre el 2,1% y el 2,2% en 2018 y 2019, según Euroconstruct, que se reúne este jueves y viernes en Barcelona como ciudad anfitriona del encuentro de invierno; las previsiones son inferiores a las de junio, cuando eran del 2,6% este año, un 2,7% en 2017 y un 2,8% en 2018.

Las tendencias son las mismas que en España: impulso residencial frente a atonía de la obra pública por diversos motivos: el control del déficit en España y Portugal, el Brexit en Reino Unido y la transición entre programas europeos de fondos estructurales, de los que son muy dependientes los países del Este.

En Reino Unido, el Brexit no parece afectar al sector residencial, pero sí lo hará en el caso de la ingeniería civil con una "cuarentena" de dos o tres años, ha expuesto Fontana.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies