Un contable del Palau desvela que avisaron de irregularidades a la Generalitat "y no pasó nada"

 

Un contable del Palau desvela que avisaron de irregularidades a la Generalitat "y no pasó nada"

David Regalado, un contable del Palau
EUROPA PRESS
Actualizado 29/03/2017 14:56:37 CET

Contables de la entidad desconocían los convenios con la Fundació Trias Fargas

BARCELONA, 29 (EUROPA PRESS)

Uno de los contables del Palau de la Música, David Regalado, que entró en 2006, ha asegurado este miércoles durante el juicio del caso Palau que avisaron a la Intervención General de la Generalitat de que había irregularidades "y no pasó nada".

"Dimos indicaciones a la Intervención General de la Generalitat de que había irregularidades y no pasó nada. Lo intentas una vez solo", ha declarado como testigo en el juicio de la Audiencia de Barcelona por el expolio de la entidad musical.

Ha reaccionado así al preguntarle la defensa del acusado Jordi Montull, Jordi Pina, por qué no denunció a la Justicia si vio irregularidades contables y la salida de mucho dinero en efectivo.

Este contable ha constatado un circuito paralelo de pago de facturas para empresas como New Letter y Letter Graphic --las que supuestamente facturaron al Palau trabajos realizados a CDC--, además de Bonoima, Aysen y Auren Ursula --administradas por las esposas de Montull y del entonces presidente del Palau, Fèlix Millet--.

Sobre por qué los pagos de la Fundació Palau de la Música a la Associació Orfeó Català se hacían en cheques y en efectivo en vez de transferencia, ha respondido que nunca preguntó, porque en el Palau "no se preguntaba nada. Había una jerarquía absoluta".

OTRO CONTABLE

Otra contable que ha testificado, Isabel Rodríguez, ha dicho que constataron importantes salidas de dinero en efectivo para el Orfeó --que se dedicaba a las actuaciones musicales y a formación-- con conceptos varios, como 'Acomodación miembros honor en los palcos del Palau': "Era muy extraño que para eso se pudiera cobrar 60.000 euros".

Ha añadido que los importes de esos cheques los ordenaban el director del Palau, Jordi Montull, y después su hija y directora financiera, Gemma Montull; y a preguntas del fiscal, ha dicho que le "consta" que en Via Laietana había una circulación importante de conserjes con dinero en efectivo.

Sobre las facturas de New Letter y Letter Graphic --empresas que supuestamente facturaron al Palau trabajos a CDC--, esta contable ha indicado que ellos ya tenían su empresa habitual de buzoneo y mailing, y que los importes de estas dos empresas "eran muy altos, no era normal".

Ha asegurado que no vieron la justificación de los trabajos y que les extrañó, aunque ha puntualizado: "No se nos informaba de nada. Se nos daban órdenes de lo que teníamos que hacer".

FUNDACIÓ TRIAS FARGAS

Durante la sesión de este miércoles, tres contables tanto de la Fundació Palau de la Música como de la Associació Orfeó Català han testificado que desconocían la existencia de los convenios con la Fundació Trias Fargas --vinculada a CDC--, suscritos de 1999 a 2008.

Según la Fiscalía, las aportaciones dinerarias del Palau a esta fundación --630.655 euros en total-- bajo la apariencia de siete convenios de colaboración cultural eran para "dar cobertura a flujos ilícitos" de dinero entre Ferrovial y CDC a cambio de obra pública.

La testigo Cristina García-Junceda ha comparecido como contable de la Associació, el ente que suscribió convenios con esta fundación por cantidades anuales de 60.000 a 120.000 euros: ha asegurado que no recuerda ningún convenio en el que el Orfeó pagara, sino al contrario.

El contable David Regalado ha declarado que no tenía constancia de ningún convenio en el que fuera la Fundació Palau de la Música la que aportara dinero, sino al contrario: "Es raro porque no era la misión de la Fundació, que era más recibir que dar".

Ha puntualizado que los convenios que él conocía eran con mecenas y patrocinadores que aportaban dinero al Palau; y, preguntado concretamente por el año 2008, cuando la Fundació Palau aportó a la Trias Fargas 90.151 euros, ha asegurado que no recuerda ninguna acreditación documental o justificante.

"MOSSOS NO SE LO LLEVÓ TODO"

Juan Antoni Torrado, director de seguridad del Palau tras el registro de los Mossos d'Esquadra y la salida de Millet y Montull, ha confirmado que después del registro se encontró documentación en cajas, en las trituradoras y en los ordenadores que la policía catalana no había incautado.

A preguntas del fiscal, ha explicado que en los registros "Mossos no se lo llevó todo" y que después --por orden del nuevo director general, Joan Antoni Llinares-- ellos mismos fueron abriendo cajas y encontrando documentación relevante que se entregó al juez.

"Al poco de entrar, cogimos bolsas en las trituradoras y nos dedicamos a pegar documentación triturada y de allí sacamos mucha información", ha relatado.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies