Corbacho y Cruz claman al verano "como motor de cambio"

José Corbacho y Juan Cruz
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 21/03/2015 21:19:09 CET

BARCELONA, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los guionistas José Corbacho y Juan Cruz claman la importancia del verano "como motor de cambio" personal en la novela a cuatro manos 'People from Ibiza' (Plaza&Janés).

   En una entrevista de Europa Press, han defendido que en esta época todo el mundo tiene mucho tiempo para pensar sobre su vida y que, al final, constituye un revulsivo para cambiar todo lo insatisfactorio.

   En la novela, hombres y mujeres de diferente nacionalidad, clase social y edad viajan a la isla blanca con un objetivo común: huir de su vida para conseguir ser quien les gustaría ser o, al menos, dejar de ser ellos mismos por un tiempo.

   "En verano te encuentras a ti mismo de una forma más real. Todo el mundo en bañador engaña menos que vestido hasta el cuello", ha esgrimido Cruz, además de referirse a la mirada de la vida desde otro prisma.

   Para Corbacho en verano la gente se transforma en otra persona: "Hay algo de disfraz de querer ser otra cosa de la que somos en realidad", así como la proyección de fantasías que pueden acabarse cumpliendo después de estar todo el año aguantando las insatisfacciones de la propia vida.

   "Estas frustraciones te salen cuando paras. ¡Te bajan las defensas físicas y emocionales", han explicado ambos.

UNA PROPUESTA EDITORIAL

   Este libro nace de una propuesta editorial para la que usaron el guión de una película que no se llegó a rodar por motivos presupuestarios, por lo que hicieron el ejercicio inverso de adaptación: de cine a novela, "a ver si se anima algún productor", ha bromeado Cruz.

   Para Corbacho y Cruz, ponerse a escribir ha sido un juego, además de un "proyecto ambicioso" no exento de dificultades, pese a que las primeras versiones de la adaptación gustaron mucho, ha señalado Corbacho.

   "Era una comedia, partíamos de situaciones reales y entornos reales", ha explicado Corbacho, contento de haber podido ir descubriendo sobre la marcha qué retos planteaba la escritura.

    Según Cruz, que haya cuatro ojos facilita mucho la labor, ya que entre ambos no hay problemas de relación: "Nos vamos retroalimentando el uno al otro en el proceso creativo sumando puntos de vista que siempre enriquecen mucho".

"UN BUEN ESCENARIO"

   La elección de Ibiza no es gratuita, pues representa para Cruz "un buen escenario que permite todo tipo de personajes de diferentes estratos sociales", ya que es uno de los pocos lugares del mundo donde eso sucede.

   "Ibiza nos permitía hablar de la chica que va de mercadillo, el discotequero, el turista familiar, el de borrachera y el rural", ha añadido Cruz.

   De la mano de estos personajes, Cruz y Corbacho hablan de amor, pasión, deseo, frustración y miedo recalando en puntos tan dispares como Nueva York, Berlín, Roma, Salamanca, su "nave nodriza" Hospitalet e Ibiza.

   "Todos buscamos lo mismo, vengas de donde vengas y te dediques a lo que te dediques", ha concluido Corbacho.