Crespo y Petrov piden anular el juicio por escuchas sin permiso judicial

 

Crespo y Petrov piden anular el juicio por escuchas sin permiso judicial

Juicio a Xavier Crespo, Josep Valls, Pilar Gimeno, Joan Perarnau y Andrei Petrov
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 03/06/2015 14:34:55 CET

BARCELONA, 3 Jun. (EUROPA PRESS) -

Las defensas del exalcalde de Lloret (Girona) y exdiputado de CiU en el Parlament Xavier Crespo y del exteniente de alcalde de Urbanismo Josep Valls y la del empresario ruso Andrei Petrov han pedido anular el juicio por irregularidades en las escuchas telefónicas, y dictar el sobreseimiento libre para sus clientes al considerar que algunas se hicieron sin autorización judicial.

En el juicio del caso Clotilde, iniciado este miércoles en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la defensa de Crespo, de Valls y del exresponsable del Club d'Hoquei de Lloret Joan Perarnau, Manuel González Peeters, ha dicho que "la totalidad del procedimiento está viciado de forma insubsanable".

Para él, "se ha vulnerado el secreto de las comunicaciones, la tutela judicial efectiva y proceso con garantías, se ha causado manifiesta y posible indefensión, y la conculcación a la presunción de inocencia" a sus clientes.

LA DEFENSA DE PETROV

La defensa del empresario Petrov --a quien los dos cargos municipales supuestamente favorecieron en el impulso de un proyecto urbanístico en la plaza de toros--, Jacobo Teijelo, ha reclamado anular el procedimiento alegando que las investigaciones contra su cliente empezaron antes de la autorización judicial.

El abogado de Petrov ha asegurado en el juicio que "hay datos suficientes en la causa para sostener que había una investigación previa de carácter prospectivo", y que se está causando indefensión a su cliente al no poner esta información en manos de la defensa.

Según el letrado, el procedimiento "instrumentaliza la justicia penal española" y oculta una labor de espionaje a favor de Estados Unidos, según sus palabras, porque en el fondo lo que se estaba investigando a directivos de la Banca Privada de Andorra (BPA) y a la empresa de suministros de gas Spetsneftegaz que trabajaba para Gazprom, dirigida entonces por el supuesto jefe de Petrov, Viktor Kanaikine.

Considera que se instrumentalizó a Petrov, vinculándolo a la mafia rusa, para poder investigar también a la banca andorrana y al capital ruso.

Así, cree que ha habido una "ocultación sistemática" de las pesquisas previas, y aporta como prueba que se grabó un almuerzo en un restaurante de Barcelona del 16 de septiembre de 2010 entre Crespo, Perarnau y Petrov, cuando oficialmente la investigación empezó a principios de 2011.

El fiscal Fernando Bermejo ha pedido no confundir el objeto de este proceso que está centrado en Lloret "con personas acusadas por prevaricación y cohecho".

A la salida del juicio, Crespo ha declarado a los medios que ha estado confiando en que el juicio irá bien "desde el primer día, y hoy todavía más", y ha agradecido el interés por la causa, pero ha indicado que donde debe dar explicaciones es ante el tribunal.

El juicio en la Sala Civil y Penal del TSJC, presidida por Miguel Ángel Gimeno, deberá estudiar estas alegaciones de las defensas de cara al 30 de junio, cuando está previsto que declaren los acusados.

DOS AÑOS DE PRISIÓN

Crespo se enfrenta a una petición de la Fiscalía Anticorrupción dos años y medio de prisión y 17 de inhabilitación por presuntamente cometer los delitos de cohecho y prevaricación a favor de un empresario ruso en un proyecto urbanístico.

Según el escrito de calificación, los fiscales anticorrupción José Grinda y Fernando Bermejo solicitan también para Crespo una multa de 831.600 euros y que devuelva los sobornos que presuntamente recibió de la trama, dentro del caso 'Clotilde', y pide para el entonces concejal de Urbanismo, Josep Valls, dos años y tres meses de cárcel.

CONCLUSIONES DEL FISCAL

Según las conclusiones del fiscal, que se han expuesto este miércoles al inicio del juicio, Petrov se puso en contacto con los acusados a través de la también acusada Pilar Gimeno, arquitecta y amiga de Josep Valls y del magnate ruso, que mantuvieron varias reuniones en las que se decidió que, a cambio de ciertos favores, debían tratar bien a la empresa de Petrov, DDC.

Así, Petrov invitó en febrero de 2008 a Crespo y su familia, junto a la arquitecta, a un fin de semana en Rusia con una factura que superó los 5.000 euros; regaló a Crespo un reloj Zenith valorado en 2.200 euros; y después se comprometió a patrocinar los clubes deportivos privados de hockey sobre patines y fútbol de Lloret.

En contrapartida, Petrov consiguió que su empresa consiguiera el proyecto para construir un centro comercial en la zona de la antigua plaza de toros, que preveía un aparcamiento público de 400 plazas, un local público de 1.700 euros, urbanizar la zona y construir un patio inglés, sin pagar el aval previsto de 1,9 millones y comenzó las obras antes de aprobarse el proyecto.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies