Cs gana y reivindica la victoria de un partido constitucionalista en Catalunya

Inés Arrimadas, Cs
EUROPA PRESS
Publicado 21/12/2017 23:59:40CET

   Consigue superar la barrera de un millón de votos y tiñe de naranja el cinturón rojo

    BARCELONA, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

   Cs se ha alzado este jueves con la victoria en las elecciones al Parlament al ganarlas con 37 escaños y el 25,35% de los votos --más de 1.086.387 papeletas--, un ascenso de segunda a primera fuerza que se asienta sobre los 25 escaños conquistados en las elecciones al Parlament de 2015, cuando casi triplicó sus escaños, y sobre los 16 diputados conseguidos en las elecciones de 2012.

   Tras una legislatura como jefa de la oposición en la cámara catalana, Inés Arrimadas, ha conseguido sobreponerse de nuevo al PSC de Miquel Iceta, al que ya adelantó en nueve escaños en 2015 --con 16 diputados--, aunque en esta ocasión los socialistas han logrado recortar la distancia con la formación naranja, al recuperar hasta un asiento en el Parlament, con el 98,45% escrutado.

   Desde su nacimiento el 7 de junio de 2005, la formación ha realizado una escalada rápida pasando de tres diputados en 2006 --con 89.840 votos-- y los mismos tres en 2010 --pero con hasta 106.154 votos--, hasta los nueve escaños en 2012 --avalados por 275.007 votos-- y 25 en los últimos comicios --con 736.364 votos--.

   Con los resultados de 2015, es la primera vez que el partido ha superado el millón de votos y su líder, Inés Arrimadas, ha reivindicado la victoria de un partido constitucionalista en Catalunya

   Este millón de votos han sido arañados a otras formaciones que en estos comicios se han desplomado, especialmente el PP, que ha caído desde 11 diputados hasta los cuatro, y ha pasado a ser la última fuerza parlamentaria junto a la CUP, con otros cuatro.

CRECE EN TODAS LAS DEMARCACIONES

   Barcelona ha repetido como gran feudo de la formación naranja en esta demarcación--, tras conseguir su mayoría de diputados en 2012 y 2015 en esta circunscripción, una confianza que ha crecido y que le han valido el pase de 17 a 24 representantes con el 26,46% de los votos --839.596 papeletas--.

   Su representación en Tarragona, que contaba con cuatro diputados en las anteriores elecciones, se ha ampliado, consiguiendo seis escaños con un 27,36% de los votos --119.857papeletas respecto a las 80.374 de 2015--.

   Aunque con una menor representación, Cs ha hecho aflorar votantes naranjas en Girona en una mayor proporción que en las pasadas elecciones --cuando logró dos escaños con 48.346 votos-- consiguiendo este jueves cuatro diputados con 78.795 votos, lo que revalida su presencia en la demarcación tras estrenarse en 2015.

   Pese a ser la demarcación con menos votos, Lleida ha registrado un crecimiento en el apoyo a la formación naranja de dos a tres diputados con 40.599 votos y el 16,99%, tras casi cuadriplicar su porcentaje de votos en 2015, cuando la demarcación dio a Arrimadas 26.612 papeletas.

CINTURÓN NARANJA

   Cs también ha arrasado en el tradicional feudo del PSC, conocido como cinturón rojo barcelonés, que ya en las pasadas elecciones comenzó a tomar color naranja: Barcelonès, Baix Llobregat, Maresme, Vallès Oriental y Vallès Occidental han registrado aumentos generalizados del voto a Cs, donde ya en las pasadas elecciones se erigió como segunda fuerza.

   Igualmente, Arrimadas ha revalidado su presencia en L'Hospitalet, Sant Boi de Llobregat y El Prat de Llobregat --plazas en la que ya conquistó la primera posición en 2015--, y ha conseguido situarse como primera fuerza en municipios como Badalona, Santa Coloma, Sabadell, Terrassa y Sant Vicenç dels Horts.