Cs no descarta tratar de formar Govern si JuntsxCat y ERC no logran un acuerdo

Carlos Carrizosa, Cs
CS
Publicado 02/01/2018 14:07:12CET

Carlos Carrizosa: "No hemos tirado la toalla"

BARCELONA, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El número dos de Cs en las elecciones catalanas, Carlos Carrizosa, no ha descartado este martes que su partido trate formar Govern en Catalunya si JuntsxCat y ERC fracasan en sus negociaciones para investir al próximo presidente de la Generalitat.

En declaraciones a La Sexta recogidas por Europa Press, ha explicado que, si las candidaturas soberanistas no llegan a un acuerdo, su formación estaría en disposición de intentar investir a un presidente constitucionalista : "No hemos tirado la toalla. Es un esperar y ver".

Además, Carrizosa ha señalado que, si JuntsxCat y ERC llegaran a un acuerdo no les valdría con ello y tendrían que sumar a un tercer actor para formalizar el pacto, que son los cuatro diputados de la CUP.

Cs ganó las elecciones del 21 de diciembre, pero la iniciativa para formar Govern la llevan los partidos independentistas, ya que suman la mayoría absoluta de diputados del Parlament de Catalunya, con 70 escaños de los 135.

JuntsxCat y ERC mantienen por ahora las negociaciones pero con un principal problema que es cómo investir a Puigdemont si está en Bruselas y no regresa a Catalunya: los primeros insisten en que es posible y los segundos exigen que aclaren como piensan hacerlo.

Carrizosa declina pronunciarse sobre si preferiría como próximo presidente a Carles Puigdemont (JuntsxCat) o a Oriol Junqueras (ERC), ya que considera que ambos han demostrado que no quieren cumplir la ley si vuelven a ser miembros del próximo Ejecutivo catalán.

"El primero está fugado de la justicia y no parece que sea el mejor ejemplo de respeto y, en cuanto a Junqueras, un juez es quien cree que hay riesgo de reiteración delictiva", ha concluido el actual portavoz de Cs en la Cámara catalana.

Carrizosa ha defendido que la mejor opción para Catalunya sería tener a su jefa de filas, Inés Arrimadas, como próxima presidenta de la Generalitat, ya que considera que los catalanes merecen un presidente "constitucionalista" que respete las leyes.