Cuatro de cada diez catalanes diagnosticados de cáncer tendrá más de 75 años en 2025

Jubilados haciendo gimnasia, jubilado, Centro de mayores, actividades
EUROPA PRESS
Publicado 03/02/2018 10:50:17CET

BARCELONA, 3 Feb. (EUROPA PRESS) -

Cuatro de cada diez catalanes diagnosticados de cáncer tendrá más de 75 años en 2025, según un estudio prospectivo de la Conselleria de Salud de la Generalitat, que alerta de un envejecimiento de la población oncológica y de la necesidad de avanzar hacia terapias personalizadas.

Lo ha explicado a Europa Press el responsable del Plan Director de Oncología de la Generalitat, Josep Maria Borràs, con motivo de la celebración este domingo del Día Mundial contra el Cáncer, cuya incidencia ha aumentado entre un 1% y un 2% el último año.

Según las últimas cifras, en Catalunya se diagnosticaron 36.000 nuevos cánceres en 2015, lo que representa un aumento de la incidencia de más del 1%, respecto al año anterior, y empezó a marcar una tendencia debido al envejecimiento de la población.

"Si no tuviéramos en cuenta el efecto de la edad, las cifras de nuevos cánceres se mantendrían estables e incluso a la baja, y donde crece la incidencia de forma significativa de nuevos casos es entre la población envejecida", ha resumido Borràs.

A siete años vista, se calcula que el 37% de las mujeres diagnosticadas de cáncer tendrán más de 75 años, igual que sucederá con el 40% de los hombres diagnosticados de un tumor, ha subrayado el responsable del Plan director.

NUEVO PERFIL ONCOGERIÁTRICO

Para Borràs, hay que tener en cuenta las patologías asociadas del nuevo perfil de pacientes de cáncer, que generalmente pueden sufrir dolencias como la diabetes y la hipertensión, lo que suponen condicionantes a la hora de aplicar un tratamiento.

"El tratamiento oncogeriátrico requiere una visión transversal con la participación de diferentes médicos, como los internistas y otras especialidades", ha defendido el experto, que ha hablado de tumores que afectan especialmente a personas mayores como los de próstata, vejiga, colon y recto y esófago.

CAMBIO DE TENDENCIA

Borràs ha puesto encima de la mesa un "cambio de tendencia" en los próximos años como consecuencia de la irrupción de la mujer en el tabaquismo entre los 70 y 80, lo que ha provocado un aumento de los cánceres de pulmón entre el colectivo.

El aumento de tumores pulmonares en mujeres provocará que este cáncer pase a ser el tercero en incidencia en los próximos años, adelantando el de útero y por detrás del cáncer de mama y el de colon.

Las estrategias de cribado han permitido una estabilización de los cánceres diagnosticados y una bajada de algunos tipos de cáncer como los de próstata, mama y colon, ha observado Borràs.

MENSAJE DE PREVENCIÓN

En el ámbito de la prevención, Borràs ha lanzado un mensaje general relacionado con la actividad física moderada, con paseos andando o en bicicleta de 30 minutos diarios por superficies planas, y ha evitado aconsejar ejercicios intensivos que se hacen de forma ocasional y sin preparación física adecuada.

En alimentación ha hablado de la necesidad de una dieta rica en frutas y verduras y de la importancia de evitar la obesidad y el sobrepeso: "Estar delgado también es una forma de evitar enfermedades".