CUP Barcelona avisa de que no aceptará el "chantaje" de cualquier privatización del tranvía

El concejal de CUP Capgirem en Barcelona Josep Garganté
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2016 14:41:50CET

BARCELONA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El concejal de CUP Capgirem en Barcelona Josep Garganté ha avisado de que no aceptarán "el chantaje que implique un tranvía privatizado", después de que la alcaldesa, Ada Colau, anunciara este jueves que las obras para unir el Trambaix y el Trambesòs podrían empezar en 2017.

"Como CUP, no avalaremos ninguna privatización, ya se de tranvía o de autobús", ha insistido este viernes en rueda de prensa el también conductor de autobuses, que ha añadido que la T-Mobilitat también representa una privatización de un servicio que defiende que debería ser público.

Ha criticado que se anuncie el inicio de las obras aunque no hayan terminado los estudios, que previsiblemente finalizarán en febrero: "Normalmente primero se hacen los informes y luego las medidas, no se anuncian primero y luego se estudian", ha aseverado.

"La política del anuncio de la alcaldesa sin haber tratado el tema ni haber cerrado los informes no sería la más propicia para generar complicidades con los grupos municipales", ha aseverado, tras lo que ha calificado de osado haber hecho el anuncio sin tener asegurado el presupuesto.

Ha avisado de que "el debate del tranvía por la Diagonal tiene mucho que ver con su propiedad y gestión", y ha defendido que las prioridades deberían ser rebajar las tarifas, llevar el Metro a la Marina y revertir los recortes que avisa que se han hecho en el sistema de transporte público.