La CUP critica la "criminalización" de los CDR y defiende sus acciones no violentas

Vidal Aragonès, CUP
EUROPA PRESS
Publicado 03/04/2018 17:24:40CET

   Recuerda que apoyan las "ideas" de los CDR pero no los organizan

   BARCELONA, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El diputado de la CUP Vidal Aragonés ha criticado este martes la "criminalización" de las actuaciones de los Comités de Defensa de la República (CDR) que considera que se está llevando a cabo desde el Estado y ha defendido sus acciones no violentas.

   "Ponemos en valor su actuación no violenta, de recorrido republicano y que entronca con los deseos del pueblo Catalunya", ha expresado, y ha puesto como ejemplo las actuaciones que han llevado a cabo los CDR levantando las barreras de los peajes permitiendo a los conductores pasar sin pagar durante Semana Santa.

   Ha contrastado esta actuación con que "el gobierno, mientras tanto, estaba renegociando las concesiones de los peajes", y ha emplazado al resto de grupos parlamentarios a revisar la hemeroteca y ver qué decían durante la campaña 'No vull pagar' en la que los conductores manifestaban su voluntad de no pagar, bloqueaban el peaje que, finalmente, acababa dejándoles pasar.

   "Desde la CUP siempre hemos dicho que pensar socialmente se ha conseguido a través de desobediencia civil no violenta", ha reiterado, y ha subrayado que nadie puede decir que levantar una barrera en un peaje es violencia.

   Ha incidido que la CUP "condena todo tipo de violencia" y ha lamentado que otros grupos parlamentarios, que se refieren a los CDR como grupo insurgentes o violentos no condenen el caso del incendio del Ateneu de Sarrià de Barcelona, en el que aparecieron pintadas esvásticas y amenazas a los comités independentistas.

   Preguntado por las vinculaciones que hacen entre la CUP y los CDR ha recordado que los 'cupaires' comparten "el terreno de las ideas, pero no su organización", porque los comités son organizaciones populares surgidas de la jornada del 1-O.

   En respuesta a si esta vinculación puede estar buscando la ilegalización de organizaciones independentistas --CDR, ANC Òmnium-- o a la propia CUP, ha asumido que "hay fuerzas políticas que no soportan que la CUP tenga presencia en el Parlament".

   "No nos sorprenden vinculaciones que tengan por objetivos ilegalizarnos", ha concretado el diputado de la CUP que ha insistido en que no creen en la actuación violenta.