La CUP critica el "retroceso" de JxCat y ERC pero se abstiene para no bloquear un Govern

Lluc Salellas y Maria Sirvent, CUP
CUP
Publicado 13/05/2018 16:18:16CET

   Anuncia que no garantizará la gobernabilidad y que propondrá "políticas republicanas"

   BARCELONA, 13 May. (EUROPA PRESS) -

   El portavoz del Secretariat Nacional de la CUP, Lluc Salellas, ha explicado que han decidido abstenerse en la investidura del candidato de JxCat a la Presidencia de la Generalitat, Quim Torra, porque lamentan el "retroceso" de JxCat y ERC en los últimos meses, pero no quieren bloquear un nuevo Govern en la situación actual.

   Lo ha dicho en rueda de prensa después de la reunión del Consell Polític y el Grup d'Acció Parlamentària (GAP) que se ha celebrado este domingo y en la que han decidido mantener su abstención en la investidura de Torra, que será investido presidente este lunes.

   Ha asegurado que la militancia 'cupaire' ha valorado que JxCat y ERC han retrocedido en los objetivos de la independencia en los últimos meses, por lo que la CUP no apoya la investidura de Torra con cuatro votos afirmativos: "No apoyamos la investidura de Quim Torra y lo expresaremos con cuatro abstenciones".

   "Este retroceso hace imposible que la CUP pueda apoyar al candidato Quim Torra. Pero al mismo tiempo entendemos que el contexto político actual, de limitación de derechos sociales y políticos, y de auténtica represión por parte de un Estado autoritario, nos lleva a no bloquear una investidura que dos partidos han querido tirar adelante", ha defendido.

PROPUESTAS DE TORRA

   Salellas ha sostenido que toman nota del discurso de investidura que hizo el sábado Torra, pero ha avisado de que intentarán que las propuestas del candidato a la Presidencia "no sean palabras que se las lleve el viento, sino que sean hechos lo más pronto posible".

   Ha recriminado que el discurso de Torra "quedaba corto" y que quieren que vaya más allá para que hacer efectiva una República que garantice los derechos sociales y políticos en Catalunya.

PASAN A LA OPOSICIÓN

   La diputada de la CUP en el Parlament Maria Sirvent ha afirmado que los cuatro diputados 'cupaires' pasarán a hacer oposición activa y que la abstención en la investidura "no se puede interpretar como una colaboración o un apoyo al Govern".

   Ha advertido de que no facilitarán la gobernabilidad del nuevo Govern y ha anunciado que durante la legislatura trabajarán para aprobar "políticas republicanas", como recuperar las leyes suspendidas por el Tribunal Constitucional (TC) en la legislatura anterior, fortalecer los servicios públicos y crear una banca pública, entre otras.

   También ha señalado que, a su juicio, la autonomía no es un instrumento válido para hacer políticas sociales porque "son instituciones vacías de soberanía", por lo que pretenden avanzar hacia la independencia para poder hacerlas.

   Asimismo, ha explicado que reclamarán que se impulse un proceso constituyente desde la base y constituir la asamblea de cargos electos como una "institucionalidad alternativa que responda a la soberanía del pueblo y a la legitimidad de la voluntad popular".

"DEBATE COMPLEJO"

   Salellas ha añadido que ha sido un "debate complejo" por la situación política actual en Catalunya y ha reivindicado que la decisión la haya tomado la militancia de la CUP de manera transparente.

   "Este mecanismo democrático hay que ponerlo en valor cuando hablamos de una futura república y de un nuevo país que queremos construir. El país no se construir a partir de cúpulas de partidos y despachos", ha defendido.

   Además, ha destacado que el análisis sobre la situación actual ha sido consensuado con las bases 'cupaires' y que la votación sobre la investidura "no ha sido de unanimidad" pero la decisión final ha obtenido un apoyo amplio.

Contador