La CUP insta al Ayuntamiento a municipalizar servicios públicos "como la gestión del agua"

Maria Rovira CUP Barcelona
EUROPA PRESS
Publicado 11/04/2018 13:42:30CET

   BARCELONA, 11 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La concejal de la CUP en Barcelona Maria Rovira ha presentado este miércoles la campaña 'Municipalitzar és sobirania', y ha asegurado que el Gobierno municipal tiene "las herramientas para recuperar desde hoy mismo la soberanía mediante la municipalización de servicios, como la gestión del agua, que es un bien fundamental".

   Rovira ha criticado en rueda de prensa la externalización actual de servicios como la atención domiciliaria, la teleasistencia, las residencias para personas mayores, los centros de acogida, los centros abiertos y los de emergencia social, y los educadores, "principalmente protagonizados por mujeres", y ha alertado de que externalizar servicios no garantiza ni condiciones dignas ni una buena calidad.

   Asimismo, ha lamentado que el Ayuntamiento "no escuche las demandas de las trabajadoras que desde hace tiempo se están movilizando para la municipalización de estos servicios", y ha defendido que así se garantizarían puestos de trabajo, el fin de la discriminación de género y una mejor intervención social en las calles.

   "No pararemos esta lucha hasta que el Gobierno municipal ponga los servicios públicos en el centro del debate, en vez de los mercados", y ha añadido que la campaña --que cuenta con la participación de trabajadores afectados-- es un medio para presionar al Gobierno municipal.

   De esta forma, ha alertado de que al Gobierno de Colau "le falta convicción para llevarlo a cabo" porque, según ha puesto como ejemplo, la municipalización del agua fue aprobada 18 meses antes pero el Ayuntamiento no ha avanzado aún, teniendo las herramientas, presupuesto y equipo técnico, ha señalado.

   Respecto al Pleno celebrado este martes, la CUP continúa defendiendo que "la municipalización no se tenía que votar en una 'multiconsulta' porque los bienes fundamentales no se votan, se defienden", pero ha lamentado no haber trasmitido bien el mensaje y ha asegurado que harán un trabajo de autocrítica.