David Campos lleva 'Giselle' al Liceu mientras su compañía pende de un hilo

ÛGiselle', de David Campos
JOSEP RODENAS
Actualizado 03/07/2012 20:22:22 CET

El coreógrafo carga contra Ángel Corella: "Dar una clase no te hace maestro"

BARCELONA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ballet del catalán David Campos lleva este viernes al Gran Teatre del Liceu de Barcelona su particular visión de 'Giselle', mientras el futuro de la compañía pende de un hilo por falta de subvenciones estables de las administraciones, ha explicado el coreógrafo.

Esta 'Giselle', protagonizada por los bailarines Aileen Gallinera y Jesús Pastor (Albrecht), y tiene, como la mayoría de montajes de Campos, una estética muy contemporánea, pues la historia se sitúa en la noche de fiesta de la joven cuando cumple 18 años.

Pero tras la larga noche Giselle no encuentra taxis para volver a casa y acaba asesinada por unos delincuentes callejeros, en un relato con toques violentos --pero con elegancia-- que también se inspira en las leyendas de las 'mujeres del agua' de los pueblos del Montseny, ha comentado Campos.

Esta 'Giselle' se verá en el Liceu tras pasar por el Teatre Goya el año pasado y visitar escenarios de Italia e incluso Filipinas, una gran repercusión internacional para la compañía que no ha servido para evitar el difícil momento por el que pasa el ballet, justo cuando cumple 25 años.

"Estamos en el aire, tenemos que cerrar un ciclo", ha confesado Campos, que ha dicho estar cansado de los continuos retrasos y cambios en las condiciones para acceder a las ayudas, tanto de la Generalitat como del Ministerio de Cultura.

Actualmente, y después de que terminara la residencia en Santa Coloma de Gramenet, el Ballet David Campos --con 10 bailarines fijos-- sobrevive gracias a los ingresos de taquilla, los que produce su escuela de baile y la ayuda de 142.000 euros al año del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem), pero el coreógrafo ha asegurado que así no se puede seguir.

LA LLEGADA DE CORELLA

Así, ha rechazado la política de subvenciones a la danza del 'café para todos', porque no se crean proyectos sólidos, sino "microproyectos que no van a ninguna parte y sólo crean problemas", y también ha criticado el desembarco de Ángel Corella en Barcelona.

"Es un claro ejemplo de que seguimos pagando a compañías de fuera, no creo que eso beneficie a la cultura", ha dicho, y ha asegurado que su sistema se basa en contratar a estrellas a golpe de talonario mientras que él apuesta por las creaciones propias.

Sobre la escuela que Corella abrirá en septiembre en Barcelona ha dicho: "Dar una clase no te hace maestro", y también ha manifestado su sorpresa al enterarse de que Corella construiría su residencia en Figueres justo el día después de cenar con el alcalde, Santi Vila.