Desarticulada una banda dedicada al blanqueo de capitales y a estafar empresas

Publicado 05/11/2017 11:36:55CET

   BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Los Mossos d'Esquadra han desmantelado una banda de ocho miembros de nacionalidad española a la que se acusa de presunta pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales y falsificación documental con el fin de estafar a empresas y entidades de crédito.

   La investigación policial, iniciada en marzo de 2016, ha permitido la detención de seis de los supuestos miembros del grupo, mientras que dos más están siendo aún buscados, ha informado este domingo la policía catalana en un comunicado.

   Los Mossos fueron informados de estafas continuadas cometidas en empresas y detectaron que existía un grupo que realizaba estafas que rozaban los 17 millones de euros y los destinaba a su líder, un hombre con alto poder adquisitivo pese a sus prácticamente nulas actividades laborales y a quien se relaciona con ocho estafas a inversores internacionales.

   Durante los 20 meses que duraron las pesquisas, los investigadores comprobaron como la banda, que utilizaba a testaferros para simular solvencia y engañar a grandes grupos de inversión --empresas de construcción y 'factoring'-- y entidades de crédito, contactó con otras organizaciones criminales para cooperar en las estafas.

   Estas organizaciones se ocupaban de blanquear el capital a través de sociedades instrumentales creadas exclusivamente con ese fin.

   Los agentes frustraron la compra de una vivienda de lujo valorada en más de un millón de euros a la que se estaban a punto de destinar más de 300.000 euros procedentes de una estafa a una multinacional, y también bloquearon una operación de cuatro millones destinados a comprar unos terrenos para construir un circuito de carreteras cuyo valor final era de 400 millones de euros.

   Ante estos hechos, los Mossos realizaron el pasado miércoles 25 de octubre cinco entradas y registros en los domicilios de los jefes de la organización, en Argentona y Mataró (Barcelona), autorizados por el Juzgado de Instrucción 3 de Mataró, en las que se encontró documentación relacionada con las estafas, con el entramado de empresas ficticias y contratos fraudulentos de operaciones mercantiles.

   También hallaron cheques y documentación personal falsificada, así como 150 cartuchos de munición y documentos que acreditaban una compra de 800 kilos de oro en la República de Benín.

   Los seis detenidos pasaron a disposición judicial el viernes 27 y el juez decretó su ingreso a prisión, y los Mossos no descartan más detenciones ya que la investigación continúa abierta.