Desarticulan una organización de robos violentos en domicilios de empresarios

Publicado 27/04/2016 10:48:14CET

El juez decretó el ingreso en prisión a parte del grupo y el resto quedó libre con cargos

GRANOLLERS (BARCELONA), 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los Mossos d'Esquadra han desarticulado una organización criminal especializada en robos violentos a domicilios de empresarios a la que se la relaciona con dos, en Granollers y Sant Andreu de Llavaneres (Barcelona), y otros delitos contra el patrimonio.

El pasado 20 de abril la policía catalana detuvo a 12 personas, de nacionalidad española, comprendidas entre los 22 y 53 años, como presuntos autores de dos delitos con violencia en domicilios, tenencia ilícita de armas y explosivos, pertenencia a organización criminal y blanqueo de capitales, según han informado este miércoles los Mossos en un comunicado.

La investigación empezó en junio de 2015 después del asalto violento de dos hombres a un empresario de la pirotecnia en su domicilio de Granollers, al que ataron a la cama y le robaron la recaudación --cerca de 30.000 euros--.

La policía comprobó que los atacantes disponían de información previa sobre la víctima para facilitar el robo, en este sentido, se constató que había un vínculo de relación de familiares del empresario con una persona que tenía antecedentes por hechos similares y que era conocido por participar en programas televisivos.

El segundo robo se produjo el pasado 28 de enero en Sant Andreu de Llavaneres con el mismo 'modus operandi', pero la víctima fue una mujer del servicio doméstico que se encontraba en la vivienda, a la que ataron y amenazaron durante más de una hora con la finalidad de conseguir dinero y una colección de relojes de lujo, con un valor superior a los 100.000 euros.

La investigación determinó que la organización estaba dirigida por un hombre con varios antecedentes policiales, que comandaba a un grupo de personas entre las que se encontraba una que realizada la tarea capital, la relación con los empresarios para obtener información, posteriormente se montaba la vigilancia y se reclutaba a sicarios para realizar los asaltos, un trabajo que hacía una persona que también daba salida a los objetos substraídos.

El pasado 20 de abril se hicieron ocho registros, siete en el área metropolitana de Barcelona y otro en un local, donde se incautaron 17.915 euros en efectivo, un subfusil de asalto, una pistola, una armilla antibalas, pasamontañas, guantes, teléfonos móviles, intercomunicadores, portátiles y dispositivos de memoria.

Los detenidos pasaron a disposición judicial en el Juzgado de Instrucción 4 de Granollers dos días después y el juez decreto el ingreso a prisión de los cabecillas de la organización y de las personas que hacían tareas de información, el resto quedó en libertad con cargos.