Detenidas cinco personas en Tarragona por estafar hasta 300.000 euros a entidades bancarias a través de Internet

Actualizado 04/08/2006 13:04:31 CET

Falsificaban identidades para pedir créditos que nunca devolvían

BARCELONA, 4 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Cuerpo Nacional de la Policía (CNP) ha logrado desarticular en Tarragona a una banda de cinco personas que se dedicaba a falsificar documentos para solicitar créditos y tarjetas bancarias para luego hacer préstamos y realizar compras. Todas las gestiones se hacían a través de Internet y la Policía cree que hasta el momento la estafa asciende a los 300.000 euros.

Entre los cinco detenidos se encuentran tres miembros de una misma familia y dos comerciantes de Tarragona. Uno de los componentes de la familia es el cabeza de la banda, A.C.G, que se encargaba, con ayuda de equipos informáticos, de falsificar numerosas identidades alterando algunos datos del DNI o inventándolos por completo partiendo de un original o de fotocopias escaneadas.

Los investigadores lograron localizar a la banda cuando empezaron a analizar los movimientos bancarios efectuados por esta persona y vieron coincidencias entre varios datos facilitados, los cuales llevaron a la Policía a saber la verdadera identidad del detenido y localizar a los otros presuntos autores de la estafa.

La investigación, bautizada como 'Operación Express', culminó con el registro de un chalet de lujo de la localidad valenciana de Paterna, donde tenía fijada su última residencia el autor principal de los hechos junto a su familia. En el registro, la Policía encontró diversos objetos de gran valor provenientes de la estafa continuada que la Policía cree que llevaban efectuando desde el año 2003.

Entre los objetos incautados hay dos vehículos de gama media-alta; 22.000 euros en efectivo, numerosas piezas de joyería, electrodomésticos variados, entre los que había cinco televisores de plasma, cámaras digitales de foto y video, y varios aparatos reproductores de DVD; material informático como cuatro potentes ordenadores y una fotocopiadora-escáner.

Además, los investigadores encontraron 44 tarjetas de crédito con numerosas identidades, usadas para llevar a cabo las estafas así como documentación falsificada.

CAMBIO DE VIVIENDA CADA AÑO.

La banda actuaba liderada por A.C.G., quien tenía conocimientos avanzados de cómo abrir cuentas y manejar fondos vía Internet, debido a que había sido director de sucursales de una entidad bancaria, de la que en su día fue despedido. Estos conocimientos le permitían abrir con una gran facilidad cuentas con estas identidades falsas, para solicitar numerosos créditos al consumo en varios bancos. Tres de los detenidos, miembros de una misma familia, realizaban todos los trámites bancarios mediante Internet y enviaban la documentación fotocopiada por correo ordinario, evitando de esta manera mantener contacto personal con las entidades financieras, según informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Catalunya.

Los miembros familiares eran quienes realizaban las extracciones bancarias. Además, la familia cambiaba de vivienda una vez al año para evitar que les localizasen y dificultar la posible investigación policial. Los otros dos detenidos son dos empresarios propietarios de establecimientos comerciales de la provincia de Tarragona en los que los otros miembros de la banda realizaban supuestas compras de gran valor.

Los tres familiares tenían un acuerdo para conseguir dinero a crédito de sus tarjetas realizando compras ficticias y luego recibir el dinero en efectivo de la compra de manos de los propios comerciantes, seguramente a cambio de una comisión.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies