La Diputación de Girona se suma al impulso del futuro Museo Carmen Thyssen de Sant Feliu

El pdte.De la Dip.De Girona, Pere Vila, la baronesa Thyssen y el alcalde C.Motas
DDGI/MARTI ARTALEJO
Publicado 04/04/2018 17:43:46CET

GIRONA, 4 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Girona ha hecho público este miércoles su apoyo al futuro Museo Carmen Thyssen que abrirá puertas en 2020 en Sant Feliu de Guíxols (Girona) por ser un proyecto de "gran relevancia cultural", ha anunciado el presidente de la corporación, Pere Vila, acompañado de la baronesa.

El apoyo económico de la diputación se está hablando y está por concretar por el momento, han explicado fuentes de la corporación a Europa Press.

La apertura del museo nace después de que el pasado verano la baronesa y el Ayuntamiento de Sant Feliu de Guíxols firmaran la cesión de las obras de pintura catalana que formarán el fondo pictórico y artístico del futuro museo.

Este fondo permitirá disponer de una pinacoteca relevante, que aspira a ser referente de la pintura catalana de los siglos XIX y XX, con obras de Joaquim Mir, Ramon Casas, Ramon Martí Alsina, Urgell, Eliseu Meifrén, Santiago Rusiñol y Josep Amat, entre otros.

En la presentación del acuerdo, Vila ha destacado que "este museo es un proyecto local que se convertirá en referente en todo el territorio y tendrá un alcance mundial".

COOPERACIÓN ENTRE MUSEOS THYSSEN

La baronesa Thyssen ha subrayado que "todos los cuadros catalanes de la Colección Thyssen estarán en el museo de Sant Feliu de Guíxols", y que habrá cooperación entre todos los museos Thyssen.

A su juicio, las comarcas gerundeses son el mejor lugar en el que vivir: "Estoy convencida de que el museo tendrá un impacto muy importante en Sant Feliu de Guíxols, que tanto quiero".

El futuro Museo Thyssen albergará la colección de pintura catalana de la baronesa Carmen Cervera, formada por 400 obras, fruto de un acuerdo "histórico" anunciado en julio por el alcalde Carles Motas y la misma baronesa en rueda de prensa.

EXPOSICIÓN PERMANENTE

El futuro museo acogerá una exposición permanente con 130 obras, y una exposición temporal que sumará otras 40 piezas, que irán rotando, si bien el conjunto de la colección de pintura catalana pertenecerá a la nueva pinacoteca, que seguirá cediendo obra a museos de todo el mundo, explicó en verano.

El acuerdo preveía levantar un edificio de nueva planta que conectará el Monasterio de la localidad a través de los jardines de sus inmediaciones, adquiridos este año por el consistorio, que invertirá seis millones en el proyecto global.