El director de El Prat afirma que el aeropuerto "está preparado" para seguir creciendo más allá de 2025

Actualizado 26/06/2007 18:00:27 CET

BARCELONA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El aeropuerto de El Prat tiene garantizado su crecimiento más allá de 2025 gracias a su Plan director, que prevé una capacidad de gestión de 90 operaciones por hora y más de 70 millones de pasajeros al año en ese horizonte con la construcción, si fuera necesario, de una nueva terminal que complementaría la T-Sur, según explicó hoy el director del Aeropuerto de Barcelona, Ferran Echegaray.

Echegaray hizo estas declaraciones durante su intervención en un seminario sobre aeropuertos y transportes aéreos celebrado hoy en Barcelona, organizado por el Comité para el Desarrollo de Rutas Aéreas del Prat y el Colegio de Periodistas de Barcelona y al que también asistieron el director general de Puertos, Aeropuertos y Costas de la Generalitat, Oriol Balaguer, y el director de operaciones de Aena, Fernando Martínez Marcos.

El director del aeropuerto de El Prat hizo hincapié en que el Plan director de la infraestructura que él dirige "está capacitado" para soportar un crecimiento acorde con el aumento de pasajeros y operaciones que el aeropuerto barcelonés puede sufrir en los próximos años, "incluso más allá de 2025", agregó.

Además de la construcción de la Terminal Sur, El Prat tiene previsto, si fuera necesario, la creación de una nueva terminal situada enfrente de la ya proyectada y que permitiría aumentar la capacidad del aeropuerto de los 55 millones de pasajeros que se podrán gestionar con la dos terminales existentes y la Terminal Sur, hasta los 70 millones.

La nueva terminal Satélite, que aún no es definitiva, estaría conectada con los transportes públicos como el metro y el tren y contaría con enlaces con las demás terminales para garantizar el tránsito de los pasajeros de una terminal a otra.

CONEXIÓN ENTRE TERMINALES CADA SIETE MINUTOS.

En cuanto a la terminal Sur, que debería estar lista en 2009, el director de El Prat anunció que la conexión con el resto de terminales se realizará mediante un autobús lanzadera 'shuttle' que tendrá una frecuencia de paso de unos siete minutos y que tardará unos seis en realizar el trayecto entre terminales.

Con todo, Echegaray señaló que está conexión "no será necesaria para pasajeros que quieran conectar vuelos de la misma alianza", puesto que "cada grupo aéreo se situará en una misma terminal" destacó.

La T-Sur contará con un intercambiador modal que la conectará con la futura Línea 9 del Metro de Barcelona y con las Cercanías de Renfe, así como con una terminal de autobuses y con una parada de taxis y un aparcamiento para 10.000 coches.

UNA INVERSIÓN DE 4,8 MILLONES PARA LA AVIACIÓN CORPORATIVA.

Asimismo, explicó que el aeropuerto de Barcelona "apostará fuerte" por la aviación corporativa, en este sentido anunció que el crecimiento de esta infraestructura contempla la creación de una terminal para aviación corporativa "que podría estar lista a finales de este año o a principios del que viene".

La nueva terminal para aviones privados estará preparada para acoger salas VIP y tendrá conexión directa con un aparcamiento específico para este tipo de pasajeros que, según Echegaray, "pueden venir a invertir a Barcelona y se deben llevar una buena primera impresión de la ciudad".

Esta infraestructura dedicada a un tipo de aviación "que está al alza" será de unos 4,8 millones de euros y estará construida "de forma simétrica" con el objetivo de poder dar cabida a dos operadores. "Los dos mejores operadores en este sector, para la mejor infraestructura", destacó el director del aeropuerto de Barcelona.

MÁS PRAGMATISMO EN LA GESTIÓN DE EL PRAT.

Al acto de clausura de la jornada asistieron el secretario de Movilidad de la Generalitat de Catalunya, Manel Nadal, y el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls. Ambos destacaron "la importancia de este seminario para la comprensión del mundo aeroportuario en Catalunya".

Con todo, Nadal reclamó "un cambio de modelo de los aeropuertos de Catalunya", y aseguró que esta infraestructura es "una pieza importante para la economía catalana" y que es "la forma en que nos relacionamos con el mundo" por ello insistió en que un sistema aeroportuario eficiente "es vital para el desarrollo de este país".

El secretario de Movilidad también destacó que "nos encontramos en un momento positivo y optimista" y que "debemos mirar hacia el futuro para tomar decisiones ya", puesto que "tenemos tres años para planificar el aeropuerto más allá de 2025" y por ello "hay que pensar lo que haremos discutiendo con los agentes implicados".

Nadal señaló que "ahora discutimos sobre cómo participará la Generalitat de la gestión de los aeropuertos catalanes, en especial de El Prat", y destacó que "debemos pensar cómo lo vamos a hacer con pragmatismo, dejando de lado implicaciones identitarias, puesto que el aeropuerto es un elemento fundamental para nuestra economía".