Los docentes catalanes puntúan con un 6,2 la educación y un 64% quiere más innovación en el aula

M.Nadal e I.Palacín, Fundació Jaume Bofill
EUROPA PRESS
Actualizado 01/03/2018 14:13:27 CET

   Ven la atención al alumno con necesidades el ámbito más afectado por los recortes

   BARCELONA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los docentes catalanes han puntado con un 6,2 la educación en Catalunya, pese a los recortes de los últimos años, y un 63,9% quiere más innovación en las aulas que la que tienen en la actualidad.

   Así la primera edición del Edubaròmetre sobre la confianza de los docentes en el sistema impulsado por la Fundació Jaume Bofill con una muestra de más de 3.000 profesores de todas las etapas educativas obligatorias realizada entre mayo y julio de 2017.

   En rueda de prensa, el director de la Fundació Bofill, Ismael Palacín, y la directora de Investigación, Mònica Nadal, han explicado que los docentes valoran más positivamente el centro educativo en el que trabajan, con un 6,7, que el sistema educativo, que recibe un 5,8, unos niveles "bastante buenos" teniendo en cuenta que gran parte de los ajustes han recaído en los docentes.

   Nadal ha destacado que un 33,5% de los docentes encuestados cree que el sistema ha mejorado en los tres últimos años, pese a las restricciones presupuestarias, un 36% considera que está igual y un 30,5% ve que ha empeorado, subrayando que casa con la reducción del abandono escolar, el aumento de graduados y los mejores resultados en competencias.

   Más de la mitad de los docentes han considerado que la atención a los alumnos con necesidades educativas especiales es el ámbito que han visto más afectado por los recortes, seguido de la implementación de iniciativas de mejora pedagógica (41,1%) y la calidad de la enseñanza (37,2%); solo un 10,1% cree que los recortes no han afectado a su centro.

   Mònica Nadal ha subrayado que los profesores catalanes se muestran optimistas de cara al futuro, ya que el 55% cree que, de aquí a tres años, el sistema estará mejor o mucho mejor; un 30,9% considera que estará como ahora, y un 13,7% ve que estará peor o mucho peor.

   El estudio señala que los educadores creen que la educación es más que la transmisión de conocimientos, y consideran que saber convivir y tener valores y los hábitos de trabajo y esfuerzo son las competencias más valoradas para que "les vaya bien en la vida".

INNOVACIÓN

   Respecto a la innovación en la educación, el barómetro refleja que el 43% de los centros están inmersos en procesos de cambio e innovación, un 36% quieren generalizar una dinámica de cambio y un 3% de los encuestados dice que su centro tiene otras prioridades, sin plantearse la innovación.

   Los docentes valoran con un 6,2 el nivel de innovación en sus centros, siendo los más innovadores los de Infantil de segundo ciclo, con un 6,8, y los que menos los que imparten ESO, con un 5,8, reflejando el estudio que a medida que se sube en el nivel educativo, menor es la dinámica de cambio e innovación.

   Nadal ha resaltado que "el grueso" de docentes quiere avanzar en la innovación de los centros, ya que un 63,9% quiere que sus centros desarrollen más, por un 17,8% que se conforman con el nivel actual y un 18,3% que quiere menos innovación.

   Un 30% de los docentes encuestados se muestran entusiastas con la innovación, al considerar que es uno de los retos principales; un 31% aboga por el pragmatismo, combinándola con las metodologías tradicionales; un 26% no se posiciona; un 10% cree que se podrá innovar cuando haya condiciones y recursos, y un 0,8% cree que la escuela no tiene que cambiar tanto: "Queríamos saber si tienen intención de innovar, no qué tipo de innovación", ha precisado Nadal.

IMPLICAR AL ALUMNADO

   Los docentes consideran que la incorporación de métodos que impliquen al alumnado (51,1%) pueden mejorar los procesos de enseñanza, así como un trabajo más colaborativo entre el profesorado (45%), pero solo el 13,2% cree que se debe reforzar la disciplina, y ven la falta de tiempo, de recursos y la falta de cultura colaborativa los obstáculos.

   La mitad de los profesores encuestados dice sentirse mucho o completamente preparado para la atención a la diversidad, unos porcentajes que se elevan hasta el 70 u 80% si son preguntados por el contenido de la materias, la didáctica o las actividades de aprendizaje en el aula, y ha considerado que su propia práctica docente es lo que más le ha servido en su carrera profesional.

   El presidente del European Forum on Educational Administration, Xavier Chavarría, ha considerado que los docentes señalen que la atención a los alumnos más necesitados sea el ámbito más perjudicado es un "toque de alerta" a los gestores.