Domènech prevé que los 'comuns' se consoliden en 2019 y sus partidos ya puedan disolverse

Xavier Domènech (portavoz de Comuns)
EUROPA PRESS
Publicado 17/04/2017 9:48:37CET

Dice a Fachin (Podem) que no habrá coalición electoral y que no sería "construir desde abajo"

BARCELONA, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de los 'comuns', Xavier Domènech, ha sostenido que aspira a que el nuevo proyecto político de los 'comuns' sea lo suficientemente sólido tras las elecciones municipales de 2019, y que entonces, el resto de partidos deberían estar lo suficientemente integrados como para disolver sus siglas, aunque es algo que deberán decidir las propias formaciones.

En una entrevista de Europa Press, ha recordado que ahora comienza el primer ciclo en el que los 'comuns' tienen que desplegarse territorial y sectorialmente, y que se cierra en 2019.

"Si nos constituimos bien territorialmente y sectorialmente, y como un nuevo tipo de partido político más pensado como proyecto sociopolítico que como partido clásico y a la vez los resultados son buenos en términos electorales, 2019 es un fecha clave", ha constatado.

Preguntado por si en ese momento los partidos deben tener sus siglas disueltas, ha respondido que eso lo tienen que decidir las formaciones, pero se trata de que "el espacio sea suficientemente grande, potente y atractivo como para que, cada vez, tenga una relevancia principal para todas las personas que pertenecen a él".

Tras su asamblea constituyente del sábado 8 de abril, la primera cita del nuevo sujeto político de los 'comuns' es la ejecutiva de este martes por la tarde en la que decidirán el nombre concreto de los cargos, se comenzará a trabajar en el organigrama y se abordará el proceso de decisión del nombre del partido.

"Lo tendrá que decidir la gente, pero está bien que el primer acto tras la asamblea sea sobre el propio nombre. Es simbólico pero es importante", y ha añadido que se abrirá un proceso participativo para escoger sus siglas, que se fijarán antes del verano.

NOMBRE Y DESPLIEGUE

En esa ejecutiva, ya se pondrán algunas propuestas sobre la mesa, aunque todavía hay tiempo para que se presenten nuevas propuestas: "Yo me encuentro cómodo con diversos nombres como 'Catalunya en Comú' y 'En Comú Podem'. Los 'comuns' no, porque así ya se nos llama y se nos quedará de forma popular", ha dicho aunque no la descarta para el proceso participativo.

Paralelamente al debate del nombre, se abordará el debate del despliegue territorial y organizativo para articular el espacio y para conseguir una representación en el territorio: "Los grandes retos son arraigar y consolidar en el territorio y trabajar todos los espacios del país", algo que harán en un plazo de entre seis meses y un año, dependiendo de los procesos electorales.

"En la medida que esto se vaya construyendo y este espacio sea donde estén todos los debates, yo entiendo que de una forma natural los espacios de salida, de origen, cada vez estarán más integrados en el nuevo sujeto", ha dicho sobre la disolución de los partidos impulsores --BComú, ICV, EUiA y Equo--.

COALICIÓN CON FACHIN

Domènech ha asegurado que en la asamblea del 8 de abril mucha gente fue consciente de que los grandes debates y las grandes decisiones se harán en el nuevo espacio, y ha sostenido que si la dirección de Podem Catalunya liderada por su secretario general, Albano-Dante Fachin, hubiera querido participar, se habrían encontrado "cómodos y plenamente integrados" en el nuevo sujeto político.

Preguntado por si cree que la dirección de Podem acabará entrando en el nuevo espacio, ha sostenido que para entrar "tiene que haber voluntad de entrar" y si constatan que así es, se encontrará el mecanismo, aunque avisa de que el proyecto político ya ha escogido a sus organismos, de que el proyecto ya empieza a caminar y de que no están dispuestos a formar una coalición electoral como ha propuesto Fachin.

"Sería raro porque una de las críticas que ha planteado la dirección de Podem sobre el nuevo proyecto ha sido que el proyecto se tenía que construir desde la radicalidad democrática y desde abajo", y se ha mostrado dispuesto a escuchar la reflexión que se hace desde el nuevo espacio postasamblea, aunque ha incidido que el proyecto está abierto a sumar.

CUP Y ERC

En cuanto a la posibilidad a que la CUP se sume, ha recordado que ahora los 'cupaires' "tienen una agenda muy clara" que se ha visualizado en el debate de Presupuestos, en los que apoyaron el proyecto del Govern con JxSí, pese a reconocer que se contradecían con su propuesta social y económica, aunque los avalaron para celebrar un referéndum como muy tarde en septiembre.

"La agenda de la CUP ahora prioriza unas alianzas políticas: están dando apoyo a un Govern conformado por CDC y ERC, y han dado apoyo a unos Presupuestos que no querían. Lo hacen en aras de un objetivo que se tiene que consumar en breve. Ellos han priorizado esto. No lo critico, pero hace que el debate de la construcción de un proyecto político no sea de referencia para ellos", ha explicado.

Sobre las declaraciones del portavoz de ERC, Sergi Sabrià, que interpretó que el documento del eje nacional de los 'comuns' define a un nuevo partido "que se llama republicano y que quiere romper con las cadenas del 78, pero mantenerse bajo la monarquía española", se ha mostrado irónico.

"¡Qué argumento más bueno! Es el nuevo 'meme' de ERC ante los 'comuns' en esta política de seducción del independentismo para ampliar la base. Eso es una tontería. Hemos apostado siempre por una república en Catalunya y, evidentemente, una república en todo el Estado", ha dicho después de aprobarse el documento fundacional que explicita que quiere soberanías compartidas con un estado plurinacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies