Los dos muertos en el alud de la Val d'Aran son de Vilaller (Lleida) y Benasque (Huesca)

Publicado 22/03/2018 18:54:27CET

El herido que ha sido trasladado al Hospital de Bellvitge es de la Vall de Boí

LLEIDA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

Los dos esquiadores hallados muertos este jueves bajo un alud en la Val d'Aran son vecinos de Vilaller (Lleida) y Benasque (Huesca) y el herido, que ha sido trasladado al Hospital de Bellvitge, en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), es vecino de la Vall de Boí.

El vecino de Vilaller, natural de Guipúzcoa, tiene 43 años, el de Benasque, 39 y el herido grave, vecino de la Vall de Boí, tiene 44 años, han informado a Europa Press fuentes de los servicios de emergencias.

Los tres esquiadores estaban haciendo trabajos de estudio y de investigación en el Valle de Conangles, cerca de la boca sur del túnel de Vielha.

El jefe del GRM de Bomberos y Emergencias de Aran, Juanmi Riu, ha explicado, según un comunicado del Consel Generau d'Aran, que los efectivos han llegado a las 10:10 horas el lugar de la avalancha y han tardado tres minutos en localizar al esquiador herido utilizando el ARVA, un aparato que emite señales y se utiliza en rescates de víctimas de aludes con el que iban equipadas las víctimas.

El esquiador herido estaba semienterrado, consciente, pero con múltiples fracturas y los otros dos han sido encontrados a los ocho y a los 10 minutos en parada cardíaca y no han podido ser reanimados.

Los efectivos que se han desplazado al lugar de los hechos han sido 13 rescatadores del Grupo de Rescate de Montaña de los Bomberos de Aran, dos del Grupo de Actuaciones Especiales (GRAE) de los Bomberos de la Generalitat y dos técnicos del Centro de predicción de aludes del Consejo General de Aran.

También se han desplazado hasta la zona los Mossos con la Unidad de Intervención en Montaña y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) con helicóptero medicalizado, dos ambulancias de Bomberos y Emergencias de Aran y el equipo médico del Servicio Aranés de bienestar y Salud, con el que han colaborado cuatro guías de montaña de la Val d'Aran, Habock helicópteros y el personal del helipuerto de la Val d'Aran.

Tras el operativo de rescate, los Mossos han abierto una investigación, como es habitual cuando se produce un accidente en el que hay personas fallecidas.