El dueño de la nave donde hallaron 10 millones de papeletas del 1-O niega cobrar del Govern

Publicado 14/03/2018 18:55:22CET

Una directora y una técnica de Vicepresidencia se desvinculan de la organización del 1-O

BARCELONA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El dueño de la nave de Bigues i Riells (Barcelona) donde la Guardia Civil incautó unos 10 millones de papeletas del referéndum del 1-O, Pau Furriol, ha declarado este miércoles como investigado ante el titular del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona y ha negado haber cobrado nunca de la administración.

Según han indicado a Europa Press fuentes jurídicas, Furriol, que solo ha contestado a las preguntas de su defensa, ha afirmado que no es funcionario de la Generalitat, que no ha tenido nada que ver con las estructuras de Estado que proyectaba el Govern y que nunca ha cobrado de la administración pública.

La tarde de este miércoles también han declarado como investigadas ante el magistrado la directora de Servicios de las consellerias de la Vicepresidencia y de Economía, Natàlia Garriga, y la técnica adscrita a la Dirección General de Servicios de Vicepresidencia Mercedes Martínez.

Las dos investigadas solamente han contestado a las preguntas de sus respectivos abogados y han rechazado, igual que Pau Furriol, contestar a la Fiscalía y a las acusaciones populares de Vox y el bufete Durán, y se han limitado a desvincularse de la organización del referéndum.

Estos tres investigados fueron detenidos el 20 de septiembre por la Guardia Civil en la operación Anubis contra los preparativos del referéndum y quedaron en libertad tras ser conducidos a la comandancia barcelonesa de Travessera de Gràcia a la espera de que les citara el juez.

CTTI

Asimismo, este miércoles ha comparecido como investigado el director gerente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información de la Generalitat (CTTI), Joan Angulo, que ha contestado a todas las partes excepto a las acusaciones populares, y ha asegurado que desconocía el proyecto de página web referendum.cat.

Tras estas comparecencias, el abogado de Vox, Juan Cremades, ha explicado a Europa Press que las declaraciones, en las que los investigados se han desvinculado del 1-O, se enmarcan en la "estrategia de defensa", pero que en la causa hay suficientes indicios que a su entender relacionan a estos cargos con los preparativos del 1-O.

Para el miércoles 21 de marzo por la tarde, el magistrado Juan Antonio Ramírez Sunyer ha convocado nuevas declaraciones; en este caso, de cinco testigos, entre las 16 y las 18 horas.