Duran afirma que también "hay gente" de UDC que quiere romper con CDC pero la mayoría de CiU quiere seguir unida

 

Duran afirma que también "hay gente" de UDC que quiere romper con CDC pero la mayoría de CiU quiere seguir unida

Actualizado 25/08/2007 13:31:29 CET

Asegura que las generales pueden ser el primer paso para recuperar el liderazgo en Catalunya, "que es el problema actual del país"

BARCELONA, 25 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de CiU y portavoz en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida (UDC), aseguró hoy que "la mayoría" de UDC y de CDC quiere seguir unida aunque, al mismo tiempo, admitió que también "hay gente" en Unió que quiere romper, y no sólo en Convergència.

Así lo dijo tras preguntársele por la plataforma de militantes de CDC Desfederem-nos --sobre la que dijo que no tiene "nada que opinar"--, la cual cuenta con el apoyo de 15 consejeros nacionales de CDC y reclama la ruptura con Unió al considerarlo un partido "ultraconservador" y "sin sentido de país".

En una entrevista de Europa Press, Duran indicó que cualquier movimiento dentro de un partido "se tiene que respetar", pero insistió en que, mientras la "posición oficial" de ambas formaciones sea la de "ir juntos", no hay "nada más que añadir".

En cuanto al proyecto de CDC de crear una 'gran casa del catalanismo' en el que tengan cabida todas las tendencias, Duran subrayó que, aunque Unió "respeta esta estrategia", "no la hace suya", pues no comparten la idea de crear una formación "transversal".

Admitió que su partido es "más restrictivo", como formación "socialcristiana con unas bases de humanismo que inspiran su proyecto político". Dijo que "la condición para ingresar en UDC no es sólo el catalanismo" y que en UDC "no caben todos los catalanistas. Un liberal, un socialdemócrata, un conservador, un socialista o un marxista no pueden convivir en Unió porque cada uno tiene un modelo de sociedad".

"Coexistiremos con esta estrategia porque es la del socio", insistió Duran, que matizó que mientras esa "diversidad y heterogeneidad de la 'gran casa del catalanismo'" no sea "incompatible con la especificidad" de Unió, no es necesario preocuparse.

Respecto a las próximas elecciones generales, Duran auguró que pueden ser el primer paso para que CiU recupere el liderazgo en Catalunya, "que es el problema actual del país". Los catalanes decidirán, según el democristiano, "si se quiere continuar reforzando" al Govern o, por el contrario, "si se le dice que comience a contar los días porque el país demanda un cambio".

"Las próximas elecciones, aunque sean a las Cortes españolas, son muy importantes para Catalunya y para el futuro político dentro de Catalunya", remarcó Duran. Para el secretario general de CiU, Catalunya "no tiene liderazgo, las cosas no van bien y Catalunya pierde prestigio, pierde autoestima".

Duran reiteró que mientras CiU gobernaba, a pesar de los errores, "el país ha ido bien", tenía prestigio y era un "punto de referencia en España y en Europa". "Ahora Catalunya no es ningún punto de referencia o, si lo es, es en negativo", lamentó.

Opinó, además, que en la calle existe esta "clara percepción" de que el país "necesita un cambio en profundidad", que pasa, según él, por que CiU vuelva a "coger el timón del liderazgo de este país".

NO ENTIENDE PERO RESPETA LAS COINCIDENCIAS CON MARAGALL

En cuanto a la reunión que mantuvo el dirigente de CDC Francesc Homs con el ex presidente de la Generalitat Pasqual Maragall (PSC), Duran indicó que es un encuentro "muy respetable", pero admitió no acabar de entender "ahora las coincidencias con Maragall".

Homs, que es el coordinador del proyecto de la 'gran casa del catalanismo', reconoció hace unos días que existía un "diagnóstico compartido" en muchos aspectos con el ex presidente y apostó por que la vía del catalanismo superase "el eje izquierda-derecha".

Al respecto, Duran opinó que este eje es "compatible" con el nacionalista e, incluso, pronosticó que esta pluralidad "subsistirá eternamente" en Catalunya porque el eje izquierda-derecha es un reflejo de la diversidad ideológica "y de que, afortunadamente, se puede defender Catalunya desde trincheras políticas muy opuestas. Eso, al fin y al cabo, es la democracia".

Duran Lleida también dijo que cuando Maragall habla del Partido Demócrata Europeo (PDE) "no sabe exactamente de lo que está hablando". El socialcristiano recordó que ese proyecto fue presentado en París por Bayrou, Rutelli y el mismo Duran, y añadió: "Es todavía un proyecto muy embrionario que sólo tiene vida en Italia, y todavía muy confusa".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies