El embajador del Reino Unido en España descarta un avance electoral tras dimisiones por el Brexit

Simon Manley en el acto del Barcelona Tribuna
EUROPA PRESS
Actualizado 09/07/2018 17:22:10 CET

"No veo una posibilidad política de una nueva consulta" sobre la salida de la UE

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS)

El embajador del Reino Unido en España, Simon Manley, ha descartado este lunes que pueda producirse un adelanto electoral en su país tras la dimisión del ministro británico para el Brexit, David Davis, y otros miembros de su ministerio, y ha contextualizado que las dimisiones son habituales en la política británica.

En una conferencia-coloquio de Barcelona Tribuna organizada por 'La Vanguardia', la Asociación Española de Directivos (AED) y la Societat Econòmica Barcelonesa d'Amics del País, Manley ha destacado la elección del nuevo ministro, Dominic Raab, como una buena solución, y sobre el Brexit y las negociaciones con la UE, ha afirmado: "Queremos que la UE sea un éxito. Queremos una relación estrecha con la UE y una UE fuerte".

Al preguntársele si considera que se está castigando al Reino Unido en las negociaciones del Brexit por haber decidido irse, ha valorado que espera que no sea así, y ha expresado: "Tenemos que respetar la opinión de nuestro pueblo y trabajar para lograr un acuerdo que pueda ser en el interés de todos".

Ha apostado, en esta negociación, en "mirar al futuro y pensar qué relación queremos todos entre Reino Unido y la UE", confiando en que será una relación estrecha y positiva para alcanzar acuerdos por la seguridad y la prosperidad, en sus palabras.

Sobre nuevas dimisiones, no ha querido desvelar nada, y se ha centrado en destacar que lo importante es que el viernes la primera ministra, Theresa May, logró un acuerdo del Gobierno con el apoyo de todos los miembros de su gabinete para avanzar en las negociaciones: "Esta es la posición del Gobierno británico, no ha cambiado".

NO VE OTRA CONSULTA DEL BREXIT

Respecto a la posibilidad de un nuevo referéndum, ha afirmado: "No veo una posibilidad política de una nueva consulta", y ha asegurado que ahora la gran mayoría de los británicos quiere avanzar y lograr un acuerdo con la UE.

Manley ha opinado que un Brexit positivo para el Reino Unido no tiene por qué abrir la puerta a la salida de otros países de la UE y ha reflexionado que, con el nivel de esfuerzo administrativo y comercial que supone, no ve posible que otros países sigan su ejemplo.

"Sé que la decisión de nuestro país no es la que muchos aquí hubiesen querido, pero es la realidad en la que estamos, seguiremos siendo amigos y aliados, y compartiendo valores y lazos construidos a lo largo de mucho tiempo", ha abundado.

ECONOMÍA

Ha aseverado que tiene confianza en la economía británica ante la posibilidad de que pueda haber una fuga de empresas por el Brexit y ha subrayado que son una economía abierta que capta la inversión extranjera ya que tienen un sector innovador muy potente.

"Queremos que nuestra salida de la UE ayude a reducir las barreras comerciales con el resto del mundo y mantener las menos posibles con nuestros socios de la UE", ha reclamado.

Al preguntársele por Gibraltar y la situación de los ciudadanos británicos en España, y de los españoles en Reino Unido, ha confiado en llegar a acuerdos que garanticen que los ciudadanos se puedan quedar en ambos países, y ha indicado que trabajan con el Gobierno de Gibraltar para asegurar el éxito en la salida de la UE.

ESTADOS UNIDOS

Manley ha explicado, al preguntársele por Donald Trump, que los Estados Unidos son el socio principal de la UE en el mundo: "No importa quien es el presidente. Es, ha sido y será nuestro socio principal en el mundo".

En cambio, ha admitido que Rusia es "una amenaza" y ha pedido que los países europeos trabajen juntos dentro de la UE y la OTAN para reforzar su alianza.

INMIGRACIÓN

En su conferencia, el embajador ha reconocido la "generosidad de España" al haber acogido a los migrantes del barco Aquarius y a los miles que llegan periódicamente a la península por el Estrecho, y ha lamentado la tragedia de que muchas personas pierdan la vida al intentar llegar a Europa.

Ha indicado que el Reino Unido aborda la problemática desde un enfoque global trabajando en los países de origen y tránsito apostando por invertir en educación y empleo, y ha defendido que "la inmigración irregular necesita una acción conjunta" de la UE.