ERC asegura que el Gobierno no ha enviado el dinero para costear los comicios a varios ayuntamientos

Joan Ridao (ERC) en el Congreso
EUROPA PRESS
Actualizado 28/04/2011 21:50:14 CET

MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

ERC ha denunciado este jueves que el Gobierno, que es quien asume el coste de las elecciones municipales, no haya enviado a algunos ayuntamientos el dinero suficiente para costear el gasto que supondrán los comicios del próximo 22 de mayo.

Así lo ha puesto de manifiesto el portavoz republicano en el Congreso, Joan Ridao, a través de una batería de preguntas que ha dirigido al Gobierno por escrito en la Cámara Baja.

En el texto, al que tuvo acceso Europa Press, ERC se hace eco de las quejas de algunos consistorios que critican no haber recibido la totalidad de gasto que traerán consigo esos comicios, lo que en muchos casos les obligará a financiar la cita electoral, y eso a pesar del "ahogo" financiero que padecen.

Ante esta situación, los republicanos quieren saber en primer lugar si el Gobierno cree que asume la totalidad del gasto electoral para las elecciones municipales, así como conocer de qué forma va a compensar a aquellos ayuntamientos que asuman gastos electorales necesarios "si demuestran la insuficiencia de la financiación estatal".

Además, preguntan si el Gobierno considera que el dinero que destina al pago de las papeletas electorales se ajusta al precio de mercado y si ha ofrecido a las delegaciones territoriales del Gobierno información al respecto a los ayuntamientos.

EL VOTO CATALÁN, UNO DE LOS MÁS BARATOS

ERC también interroga al Ejecutivo sobre las consecuencias que puede provocar la "importante" reducción del personal establecida por el Gobierno para estas elecciones y el hecho cada agente electoral tiene asignadas más mesas que en otras convocatorias, y cómo puede afectar esta situación a los municipios.

Por último, quieren conocer qué medidas de ahorro ha previsto el Ejecutivo de cara a las próximas elecciones teniendo en cuenta que en los últimos comicios catalanes el Departament de Gobernación de la Generalitat redujo el gasto electoral en un tercio respecto a 2006, convirtiendo así el voto catalán en uno de los más baratos económicamente de toda Europa.