ERC piensa en el BNG y Compromís para el grupo propio tras la apuesta vasca de Amaiur

Jordà, Bosch Y Tardá
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 15:21:11 CET

BARCELONA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El diputado electo de ERC-Catalunya Sí, Alfred Bosch, ha explicado este jueves que su coalición entablará conversaciones con el BNG y Compromís para llegar a "acuerdos puntuales o estables", lo que en primer lugar pasaría por unir fuerzas para lograr formar grupo propio en el Congreso.

Los independentistas catalanes exploran ahora esta vía después de que Amaiur, con quien también mantendrán contactos, apostara este miércoles por una alianza vasca en Madrid con el PNV y Geroa Bai que dejaría sin espacio a un acuerdo con ERC.

En rueda de prensa en la sede del partido republicano, ha matizado que más allá de las posibles alianzas con otras formaciones, la posibilidad de formar un grupo propio pasará por la "flexibilidad" que tenga la Mesa del Parlament a la hora de interpretar el reglamento de la Cámara.

De hecho, cuando los republicanos lograron en 2004 8 diputados y formaron grupo propio, el PP lo recurrió al Tribunal Constitucional (TC), y éste falló que tenía que ser la Mesa quien decidiera en función del reglamento de la Cámara.

Bosch ha recalcado que mantiene una relación "absolutamente cordial y distendida" con el diputado electo del PP, Jorge Fernández Díaz, aunque no ha querido entrar en si el dirigente popular catalán facilitaría el grupo propio de ERC en el caso que fuera elegido presidente del Congreso.

El también diputado electo de los independentistas Joan Tardà ha asegurado que existe una sintonía "más que excelente" con el BNG y Compromís, pese a que, en el caso de los nacionalistas valencianos, han competido electoralmente en la Comunidad Valenciana, donde ERC también se presenta.

CONTRADICCIÓN CON JUNQUERAS

Bosch ha esbozado la 'hoja de ruta' de los republicanos para el Congreso que pasa por dos grandes ejes: el derecho al autodeterminación de Catalunya como solución "a la crisis política" del Estado, y la demanda del concierto como solución a la crisis económica catalana.

Ante la mayoría absoluta del PP, los independentistas creen que la única manera que hay para defender ante el Estado el concierto es que el nuevo modelo de financiación tenga un aval masivo de la ciudadanía catalana a través de un referéndum convocado antes de ir a Madrid.

En sus reflexiones sobre la salida de la crisis se ha contradicho con el presidente de ERC, Oriol Junqueras, ya que mientras éste se ha mostrado dispuesto a apoyar un aumento de los impuestos sobre la gasolina, el tabaco y el alcohol, Bosch cree que se trata de una medida regresiva que va en contra las clases medias y populares.

Bosch ha pedido al presidente electo, Mariano Rajoy, que la austeridad no recaiga en el gasto social, sino en instituciones que los republicanos consideran superfluas y proponen eliminar: el Senado, la Audiencia Nacional, y los ministerios de Cultura, Sanidad, Educación y Agricultura.