El escritor J.N. Santaeulàlia relata "el descenso al infierno" en la posguerra en una novela

J.N.Santaeulàlia
PROA
Publicado 14/05/2017 11:13:27CET

La historia trata de reflejar "la gran complejidad" de la época

BARCELONA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El escritor Josep Navarro Santaeulàlia --J.N.Santaeulàlia-- relata el "descenso al infierno" de dos personajes en la posguerra española en la novela 'La sorra vermella' (Proa), citando el mito de Orfeo que baja al infierno para recuperar a su mujer, según ha explicado en una entrevista de Europa Press.

Con más de 60 personajes, la historia se traslada a 1941 al terminar la Guerra Civil, cuando dos amigos anarquistas vuelven clandestinamente a Barcelona desde el exilio francés para buscar a la hija de uno de ellos.

"Quería reflejar la gran complejidad del momento", ha explicado el autor, que asegura que no es una novela de dos anarquistas, sino de dos luchadores de 1938 que vuelven a una España compleja en la conviven la alfabetización obrera con asesinatos de sacerdotes.

Buscando esta complejidad, Santaeulàlia narra la división de la izquierda, el hecho de que los asesinatos cometidos por algunos "se giraran en contra" la causa republicana y la persecución a católicos.

"La complejidad es muy difícil de reflejar. En muchas novelas ves un bando u otro", ha explicado el escritor, que ha trabajado tres años en esta novela ahondado en la documentación de la época.

Sobre el caso que investigan sus protagonistas, el de una niña perdida, asegura además que era "una práctica habitual" la sustracción de niños por parte de algunas familias ricas, para las que era más fácil que adoptar.

UNA HISTORIA ACTUAL

El autor ha reivindicado que este capítulo tiene tentáculos en la actualidad, ya que una parte de la derecha es heredera del franquismo y "todavía no han asumido del todo la necesidad de condenar los crímenes del franquismo y desenterrar los muertos de los campos de batalla y a los fusilados".

Asimismo, ha pronosticado que este episodio fue un golpe "muy fuerte" en Catalunya para su cultura y su lengua, un golpe que quizás a la larga será mortal después de una lenta agonía, y que puede hacer peligrar la supervivencia de la lengua catalana.

"Esta novela también habla de hoy y está dirigida al que se plantea el por qué de nuestra situación actual", ha considerado el escritor reiterando el grado de odio y violencia alcanzados entonces, como una tormenta.

Su reflexión es que las crisis de cualquier tipo siempre han existido y sido complicadas: "Tenemos que convivir con la crisis y saber dialogar".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies