España inicia la absorción del stock de viviendas, según CatalunyaCaixa

 

España inicia la absorción del stock de viviendas, según CatalunyaCaixa

Vivienda En Cantabria
EP
Actualizado 15/11/2010 15:07:36 CET

Madrid, Barcelona y parte de la costa Mediterránea lideran el proceso

BARCELONA, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

España está estabilizando su parque de viviendas pendientes de venta y en algunos lugares ya ha iniciado la absorción, con Madrid, Barcelona y parte de la costa Mediterránea (como Tarragona, Almería, Málaga, Granada y Valencia) a la cabeza, según el tercer Informe sobre el sector inmobiliario residencial de España elaborado por CatalunyaCaixa.

El catedrático de Economía Aplicada y director del informe, Josep Oliver, ha explicado que el estudio ha detectado una "pequeña absorción del stock pendiente de venta estadísticamente insignifcante, pero que muestra que el aumento del parque ha finalizado y que se ha producido un cambio de tendencia que marca que lo peor desde el punto de vista de acumulación ha pasado".

Concretamente, el número de viviendas pendientes de venta ha crecido de 937.600 a 938.000 entre el primer y el segundo trimestre, aunque el porcentaje respecto al parque total ha caído del 3,8% al 3,79%. Oliver ha señalado que ello se debe a la estabilización del número de viviendas acabadas y a la recuperación de la demanda.

Así, mientras en 2006 se construyeron 665.000 viviendas en España y 102.000 en Catalunya (máximos históricos), este 2010 se construirán 71.000 en España y 11.000 en Catalunya, y para 2011 se prevén 72.000 y 6.000, respectivamente.

Mientras que Madrid, Barcelona y parte de la costa Mediterránea han reducido su stock en el segundo trimestre, todavía no ha llegado la rebaja de los excedentes a Castellón, Toledo, Murcia, Guadalajara, Segovia y Girona.

En general, las provincias que representan el 44,3% del parque han bajado su stock, mientras que el 55,7% todavía suben, pero alcanzando su techo, según el informe. Respecto a la demanda, Oliver ha expuesto que se encuentra en recuperación por la mejora de la accesibilidad vinculada a la caída de precios --de entre el 15 y el 20%-- y por el mayor acceso a la financiación con bajos tipos de interés y mayor ahorro en las familias.

También ha influido la subida del IVA y el fin de la desgravación, que "han animado decisiones ya tomadas, pero difícilmente compras nuevas", según el catedrático. CatalunyaCaixa prevé que continúe la recuperación, en un contexto de mejora del mercado laboral y de las rentas familiares.

CATALUNYA REBAJA SU STOCK

Catalunya registró en marzo el máximo de viviendas pendientes de venta, con 143.000 (3,72% del total), pero en el segundo trimestre, con 141.000 (3,68% del total), está un punto por debajo de la media española.

En el segundo trimestre todas las provincias catalanas bajan excepto Girona, que sube ligeramente. Con todo, la que acumula un mayor stock por vender es Tarragona (6,19%), mientras Barcelona se sitúa por debajo de la media (2,85%).

Por áreas urbanas, la de Amposta es la que mayor porcentaje de stock pendiente acumula, con un 14,9% del total de viviendas de la zona, seguida por Tortosa (10,6%) y Valls (8,5%). En el otro extremo está el área de Barcelona (0,7%).

La segunda corona del área metropolitana de Barcelona también acumula "importantes excesos", así como áreas urbanas del noreste de Catalunya.

En general, el 80% de los 946 municipios catalanes han mostrado en el primer semestre una caída o estancamiento de su stock.

PROSPECTIVA ESPAÑOLA 2011-2015

El informe incluye una prospectiva elaborada por CatalunyaCaixa por la que la media de formación de hogares en España entre 2011 y 2015 será de 165.000 anuales, frente a los 371.000 del periodo 1997-2009 y los 144.000 de 1978-1996. Este 2010 se crearán 97.000 hogares.

Sin tener en cuenta nuevas entradas de viviendas, el stock pendiente se absorberá en 2014 de media, con algunos lugares que lo eliminarán en 2011 y otros más allá de 2015.

El bajo crecimiento demográfico hará lento el proceso de absorción de vivienda principal en el medio plazo, con lo que se llegarán a construir unas 100.000 viviendas nuevas anuales conforme se vaya absorbiendo el stock, muy por debajo de los máximos del boom inmobiliario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies