Espeleólogos de Tarragona buscarán hallazgos científicos en la selva ecuatoriana

Actualizado 17/06/2010 15:39:43 CET

TARRAGONA, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Espeleológica de Tarragona, en colaboración con la Universidad Católica de Ecuador, emprenderá el próximo mes de octubre una nueva expedición a la selva ecuatoriana --tras la primera toma de contacto a finales de los años 80 y la expedición 'Cutucú' de 2008--, para constatar la existencia de cuevas nunca recorridas por el hombre y descubrir nuevas especies animales.

El proyecto 'Shuar' --nombre de las tribus que habitan este territorio bañado por el río Pastaza--, presentado por su director Josep Estivill, desplazará al menos doce personas a la selva de la serranía Cutucú para realizar estudios nunca antes llevados a cabo en esta zona, de antropología, analítica de aguas, geología, biología, cartografía y topografía.

En el 2008, la expedición dirigida por Estivill descubrió seis cavidades --además de la llamada 'Cueva de los Tayos', en referencia al tipo de aves que habitan en su interior--, recorridas por ríos subterráneos, y varias especies desconocidas de peces y crustáceos. También observaron que la sierra está partida en dos por el río Pastaza, pero sólo pudieron explorar uno de las márgenes "ya que las comunidades indígenas, que no querían contacto con el hombre blanco, no nos permitieron cruzar el río", explicó Josep Estivill.

El proyecto 'Shuar', para cuya ejecución es necesario el conocimiento del terreno de las tribus indígenas, pretende acceder este año a recorrer la inexplorada ribera derecha del Pastazá y proseguir con los hallazgos científicos. Estivill hizo referencia a las leyendas sobre tesoros ocultos en las cavidades, y el recuerdo que todavía mantienen los indios ecuatorianos sobre el expolio de oro de sus antepasados.

"Existen gran cantidad de anécdotas. Hicimos un intento por acceder a una cueva perdida tras una gran cascada, sobre la que existe incluso el mito de una ciudad subterránea, pero los guías se negaron a llevarnos porque seguían temiendo el robo del oro del Inca", relató.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies