Esplugues autoriza la construcción del centro comercial del Plan Porta Barcelona

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Proyecto polémico

Esplugues autoriza la construcción del centro comercial del Plan Porta Barcelona

Publicado 03/10/2016 13:31:17CET

La gran superficie supondrá una inversión de 120 millones

ESPLUGUES DE LLOBREGAT (BARCELONA), 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Esplugues de Llobregat (Barcelona) ha concedido al grupo inmobiliario Equilis la licencia para la construcción de un centro comercial de 25.700 metros cuadrados en unos terrenos situados entre la ronda de Dalt, la autovía B-23 y la calle de Laureà Miró, dentro del plan urbanístico Porta Barcelona.

El centro comercial estará ubicado al sur de la B-23 y tendrá 4.200 metros cuadrados para hipermercado, 350 metros cuadrados para oficinas, 2.200 metros cuadrados para restauración y 12.000 metros cuadrados para uso residencial-hotelero que se podrían destinar a una residencia para estudiantes, según han informado fuentes municipales.

La Junta de Gobierno Local ha aprobado la concesión de la licencia de construcción del centro comercial a Finestrelles Shopping Center, una sociedad controlada por el grupo inmobiliario belga Equilis, que invertirá 120 millones de euros en el proyecto.

Las obras de esta gran superficie comercial empezarán en los próximos meses con la previsión de que estén acabadas entre finales de 2018 y principios de 2019, según fuentes municipales.

VIVIENDAS

El consistorio también ha concedido una licencia a Milenium Meridian para la construcción de un edificio residencial de 33 viviendas en la calle del Professor Barraquer, en el ámbito norte del plan Porta Barcelona, por encima de la B-23.

La concesión de ambas licencias ha sido posible después de que se hayan desencallado aspectos importantes de la urbanización de los terrenos del plan Porta Barcelona, como la conexión con la red eléctrica y con el alcantarillado.

El plan Porta Barcelona empezó a proyectarse hace 25 años para hacer posible el soterramiento de las líneas de alta tensión de la montaña de Sant Pere Màrtir, lo que provocó el rechazo de una plataforma vecinal opuesta al desarrollo urbanístico de esta zona y que ya planea nuevas movilizaciones.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies