Europa y EEUU llegan a un preacuerdo para dividirse las tareas de la misión a Marte

Actualizado 11/06/2009 0:27:44 CET

BARCELONA, 10 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Agencia Espacial Europea (ESA en sus siglas en inglés) y la NASA estadounidense han llegado a un principio de acuerdo para la distribución de las tareas que desarrollará cada uno en una futura misión espacial a Marte dentro de siete años, según explicó hoy en Barcelona el director de la ESA, Jean-Jacques Dordain, si bien todavía no se ha formalizado el acuerdo mediante la firma de un contrato.

Según este acuerdo, la ESA, que celebró hoy una reunión en Barcelona, desarrollará los mecanismos necesarios para el aterrizaje de la misión en el Planeta Rojo, así como el movimiento en su superficie y la perforación de hasta dos metros del planeta en busca de "huellas biológicas", mientras que la NASA se centrará en el lanzamiento de la misión y el orbitaje alrededor de Marte.

El presupuesto "preliminar" de la misión se calcula alrededor de los 1.300 millones de euros, de los que la ESA asumiría unos 850 millones mediante las aportaciones de cada uno de los 18 estados miembros, después de la reciente incorporación de la República Checa. El director de la Agencia, Maurici Lucena, señaló que la misión se había visto afectada por "restricciones presupuestarias", si bien consideró suficiente esa cantidad.

FUTURA MISIÓN A LA LUNA

La exploración científica de la Luna es otra de las misiones que la ESA tiene en mente, si bien mientras el viaje a Marte tiene "cara y ojos", el viaje al satélite terrestre es más bien "un deseo viable que no está perfilado", explicó Lucena.

Aún así, el proyecto de la Estación Espacial Internacional (ISS en sus siglas en inglés) es el punto de partida para elaborar modelos capaces de mantener astronautas en órbita durante un largo periodo de tiempo, como requeriría el establecimiento de una base lunar.

Dordain recordó que hace dos semanas dentro de la ISS empezaron a convivir seis astronautas de cinco nacionalidades diferentes --dos rusos, un estadounidense, un japonés, un canadiense y un belga--, lo que aumentó la capacidad de llevar a cabo experimentos científicos.

Asimismo, Dordain apuntó que, después del verano, por primera vez el comandante de la Estación será europeo, un "paso importante" en la apuesta espacial del continente, y explicó que esta mañana pudieron mantener desde Barcelona una conversación vía satélite con los tripulantes.

La exploración humana de la Luna no será para "plantar una bandera", por lo que de momento los esfuerzos están centrados en averiguar cómo "utilizar la Luna", en una misión internacional conjunta en la que Europa "puede aportar tecnologías únicas".

En este sentido, el director general y el presidente de la ESA recordaron que Barcelona desarrolla el proyecto 'Melissa', una investigación pionera en el mundo para conseguir la generación de agua y oxígeno mediante los desechos originados por el propio cuerpo, y que ya fue presentada el 5 de junio. Las investigaciones, que de momento se centran en unas 40 ratas, son precursoras "de lo que podría ser la situación en la Luna", explicó Dordain.

El presidente de la Generalitat, José Montilla, junto con cargos del Ministerio de Ciencia e Innovación y del Ayuntamiento de Barcelona, ofrecieron por la noche una cena a los miembros de la ESA desplazados hasta Barcelona.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies