Un exdirectivo de Ferrovial sobre si obtuvieron obras por comisiones a CDC: "Rotundamente no"

 

Un exdirectivo de Ferrovial sobre si obtuvieron obras por comisiones a CDC: "Rotundamente no"

Pedro Buenaventura, exdirectivo de Ferrovial, declara en el caso del Palau
EUROPA PRESS
Actualizado 10/03/2017 12:12:23 CET

Pedro Buenaventura no recuerda una carta manuscrita a Millet sobre una obra pública

BARCELONA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Fiscalía sitúa al exconseller catalán Germá Gordó como el "conseguidor"

Un empresario del 3% pidió a Mas que facilitara a su mujer juez un puesto

El exdirectivo de Ferrovial Pedro Buenaventura, acusado en el caso del expolio del Palau, ha negado en el juicio en la Audiencia de Barcelona que la empresa obtuviera obras públicas en Catalunya a cambio de pagar presuntas comisiones a CDC a través de la institución musical.

"Rotundamente no", ha zanjado Buenaventura, a quien el fiscal le pide cuatro años y medio de cárcel por ser supuestamente la persona que envió cuantiosos fondos de la constructora a CDC a cambio de obra pública, como la Línea 9 de Metro y la Ciudad de la Justicia, donde se celebra el juicio.

Ha explicado que las reuniones que mantuvo con el expresidente del Palau, Fèlix Millet, fueron por las obras de remodelación del Palau y la construcción del Petit Palau por parte de Ferrovial y, sobre los extesoreros de CDC, Carles Torrent y Daniel Osàcar, ha negado haber mantenido ninguna reunión, conversación, ni haber oído hablar de ellos: "Nunca los conocí".

El fiscal le ha mostrado dos correos electrónicos y fax de Millet dirigidos a él en los que le mencionaba una obra de un pabellón en Sant Cugat del Vallès (Barcelona) que obtuvo Ferrovial y le pedía hablar del tema de obra pública, que él no ha recordado, asegurando que su empresa movía anualmente un presupuesto de 4.000 millones de euros: "No puedo acordarme, es imposible".

A preguntas de su abogado, Cristóbal Martell, ha concretado que "no conocía estos documentos antes de la causa judicial" y ha puntualizado que no llevan acuso de recibo.

Sobre una carta manuscrita --aportada por la nueva dirección del Palau a la causa-- que lleva su firma en la que le pedía a Millet un esfuerzo ante una mesa de contratación, ha indicado que no puede asegurar que sea su firma y que tampoco recuerda un intercambio de documentación con él sobre posicionamiento de Ferrovial en concursos que nada tenían que ver con el Palau.

Sobre otro documento firmado por el director de zona de Catalunya de Ferrovial Rafael Puig-Pey en el que le comenta a Millet la posición de Ferrovial respecto a las adjudicaciones de la Generalitat a su empresa y pedía seguir trabajar conjuntamente, Buenaventura ha recordado que Puig-Pey comentó que Millet decía que tenía contactos que les podían ayudar, básicamente en el tema de privado, "a lo mejor también le dijo que podía tener contactos con la Generalitat".

PRESIONES DE MILLET

Ha admitido que Millet era muy insistente y "presionaba" para que Ferrovial aportara más a los convenios de patrocinio porque aseguraba que el Palau tenía déficit o necesidad de liquidez para promocionar sus conciertos y eventos.

Sobre una carta del expresidente de la institución pidiéndole que resolviera una problema por un pago porque estaban quedando muy mal al no poder atender "los compromisos que tenemos adquiridos y tú ya conoces", Buenaventura ha indicado que se trataba de temas de patrocinio y planificación de conciertos.

Ha justificado los 11 millones de euros que pagó Ferrovial al Palau de la Música entre 2001 y 2010 en materia de patrocinio por la importancia de la institución musical en Catalunya, la relevancia de eventos como el concierto inaugural y el hecho de que pudieran estar realizando una obra en un edificio patrimonio de la Humanidad.

"Tener en catálogo una obra como el Palau te abre miles de puertas de otros edificios emblemáticos", ha aseverado, además de explicar que como miembro de honor tenían acceso a salas del Palau para reuniones, paquetes de entradas para los recitales y visitas para poder llevar a clientes.

Ha explicado que el patrocinio de Ferrovial en el Palau empezó en 1992 --él entró de director en Catalunya el 1997-- y que se centraba en ser miembro de honor (unos 80.000 euros), concierto inaugural y el ciclo de conciertos 'Palau 100', y que esos patrocinios dependían del director de zona y el importe dependía de los conciertos de ese año.

Ha indicado que la evolución de la obra realizada por Ferrovial en Catalunya con los patrocinios del Palau no tienen relación "en absoluto".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies