Una experta del Vall d'Hebron lidera mejoras para la seguridad de alérgicos en los aviones

Aeropuerto, Palma, avión, air europa, finger, pista, son sant joan, recurso
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 29/03/2018 12:02:31CET

La WAO propone broncodilatadores y adrenalina en todos los vuelos comerciales

BARCELONA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

Una experta del Hospital Vall d'Hebron de Barcelona lidera una iniciativa de la Organización Mundial de la Alergia (WAO, por sus siglas en inglés) para mejorar la seguridad de los alérgicos en los aviones, a través de recomendaciones a compañías aéreas y pasajeros para prevenir y combatir las reacciones alérgicas graves en los vuelos comerciales.

Estas recomendaciones, publicadas en 'World Allergy Organization Journal', "proponen que en todos los vuelos haya broncodilatadores inhalados y oxígeno para tratar las exacerbaciones del asma, y adrenalina en los vuelos comerciales, para hacer frente con más garantías un shock anafiláctico", ha explicado la jefa de Alergología de Vall d'Hebron y coordinadora del Comité de Anafilaxia de la WAO, Victoria Cardona.

"El problema de las reacciones alérgicas no ha recibido la atención necesaria por parte de las compañías aéreas, a pesar de que, en general, han mejorado en los últimos años los kits de emergencias médicas en los aviones y la formación de la tripulación para
atenderlas", mientras que cada país tiene su legislación en esta materia, y no todas las compañías están igual de preparadas, ha observado.

Las reacciones alérgicas suponen entre el 2% y el 4% de los problemas médicos que tienen lugar en los vuelos comerciales, y alrededor del 5% de las personas sufren alergias a los alimentos, la patología más susceptible de causar una reacción a alérgica mortal (shock anafiláctico) en un viaje en avión.

RECONOCER LOS SÍNTOMAS

Este shock produce síntomas cutáneos, respiratorios --como el ahogo-- y cardiovasculares, con caída de tensión y pérdida de conocimiento y, en casos muy extremos, pueden causar la muerte de la persona, por lo que es fundamental saber reconocer los síntomas y actuar rápidamente, con asistencia médica urgente y una inyección intramuscular de adrenalina.

El problema todavía es más grave si una persona sufre una anafilaxia durante un vuelo y no lleva adrenalina para autoinyectarla o no puede recibir la asistencia médica adecuada urgentemente, lo que obliga a desviar un vuelo al aeropuerto más cercano.

"Se estima que aproximadamente el 9% de las personas con alergia a los cacahuetes han sufrido una reacción a alérgica durante un vuelo", ha observado la investigadora.

Los problemas respiratorios son la quinta causa más frecuente de emergencias médicas en los aviones, y los ataques de asma --que pueden causar el bloqueo total de las vías respiratorias-- también pueden estar provocados por las condiciones propias de un vuelo, como "la concentración de oxígeno y la presión, que pueden causar un ligero descenso de la saturación de oxígeno a la sangre, o el bajo nivel de humedad, que puede resecar la mucosa nasal".