Expulsan a cuatro alumnos de un colegio de Girona por una "agresión vejatoria" a otro

 

Expulsan a cuatro alumnos de un colegio de Girona por una "agresión vejatoria" a otro

Publicado 07/04/2017 15:41:47CET

Uno de ellos será sancionado "previsiblemente" con tres meses de expulsión

GIRONA, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El colegio concertado Bell-Lloc de Girona ha expulsado a cuatro alumnos de primero de ESO por una agresión "vejatoria, humillante y violenta" contra otro estudiante de su clase a mediados de marzo, ha informado este viernes el centro en un comunicado, en el que ha lamentado profundamente los hechos.

El incidente se produjo durante la hora del recreo, cuando acorralaron e inmovilizaron al otro alumno, y una de las expulsiones podría ser por un periodo de tres meses, ha publicado este viernes 'Diari de Girona'.

En declaraciones a los medios, el director de los Servicios Territoriales de Enseñanza en Girona, Josep Polanco, ha afirmado que la resolución no está cerrada, pero que "previsiblemente" la sanción para uno de los alumnos será de tres meses, pero que es el colegio quien tiene la potestad sancionadora.

Polanco ha afirmado que se trató de una agresión física con "voluntad de hacer daño", en un contexto de superioridad de cuatro alumnos contra uno, y ha explicado que se está haciendo un seguimiento a la víctima, que está evolucionando de forma satisfactoria tras el incidente.

"EL AGREDIDO NO CHILLÓ"

El colegio ha asegurado que el incidente ocurrido la tarde del 13 de marzo en una zona del patio no responde a un caso de acoso sino que se trató de un hecho puntual: "Durante la agresión, el agredido no chilló en ningún momento", remarca el comunicado.

En el momento que la dirección del colegio tuvo conocimiento del incidente, aplicó el protocolo previsto en su Normativa de Convivencia para aclarar los hechos, y tomó declaración a todos los implicados.

Todos los alumnos reconocieron desde un primer momento su participación en los hechos y se mostraron "compungidos", y el colegio, una vez aclarados los hechos, constató que eran merecedores de sanciones proporcionales a su grado de implicación.

FAMILIAS

La dirección del colegio las notificó a la Inspección de los Servicios Territoriales de la Conselleria de Enseñanza de Girona, quien dijo que estaba de acuerdo con las sanciones, y se habló con las familias de los alumnos implicados, preservando la identidad.

El colegio decretó cuatro expulsiones: una de tres días, dos de cuatro semanas y a un alumno se le abrió un expediente disciplinario, todavía no resuelto, que derivará en una expulsión "por un periodo más extenso", y las familias apoyaron las sanciones.

Tras aplicarse las sanciones, el colegio informó de nuevo a la Inspección de los Servicios Territoriales de Girona, que acogió con satisfacción la resolución del caso y la celeridad con la que se había resuelto.

El colegio informó de los hechos al personal del colegio y a todos los alumnos de Secundaria y Bachillerato, preservando la identidad de los implicados, y durante el periodo de expulsiones ha mantenido contacto con las familias de los alumnos.

El director de los Servicios Territoriales de Enseñanza en Girona ha afirmado que la Generalitat hará un seguimiento de todo el proceso para garantizar los derechos de los menores y la atención a las familias.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies