Familiares de presos soberanistas piden auxilio a la ONU ante la "represión" del Estado

Publicado 19/03/2018 15:53:33CET

   Critican el "gravísimo retroceso democrático" en España en un acto en Ginebra

   BARCELONA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación Catalana para los Derechos Civiles (ACDC) ha lanzado este lunes un "grito de auxilio" a Naciones Unidas solicitando el apoyo a favor de los líderes soberanistas que están en la cárcel: Joaquim Forn, Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

   Lo ha explicado la miembro de la entidad y esposa de Forn, Laura Masvidal, en el acto 'Regresión de los Derechos Humanos en España' organizado por el Instituto de Derechos Humanos de Catalunya y celebrado en la sede de la ONU en Ginebra.

   Masvidal ha criticado que existe represión en España a través de un "gravísimo retroceso democrático" y considera que se visualiza claramente en el hecho que haya cuatro líderes soberanistas en la cárcel y otros seis residiendo en el extranjero.

   Ha defendido que su marido está en la cárcel como clara represalia por sus ideas políticas y ha concluido que el magistrado del Tribunal Supremo que instruye la causa "ha tenido la vergüenza de dejarlo por escrito en su último auto", en el que rechazó la excarcelación del exconseller.

   Ha criticado que Forn tenga que estar 16 horas al día encerrado en una celda por "mantener la aspiración algún día la independencia de Catalunya", y ha defendido que es una aspiración legítima que ampara la propia Constitución Española.

   "El Estado quiere aniquilar una realidad identitaria renunciando a valores de ética y moral que deberían ser compartidos por cualquier persona", ha concluido en un acto al que han asistido el expresidente Carles Puigdemont, la exdiputada de la CUP Anna Gabriel y el eurodiputado de ERC Jordi Solé.

ACADÉMICOS

   También ha intervenido la profesora de derecho internacional público de la Universitat de les Illes Balears (UIB) Margalida Capellà, que ha defendido que no hay duda que los cuatro encarcelados cumplen con la definición que se da a los "presos políticos".

   Ha criticado que hay una "politización progresiva de las interlocutorias dictadas" por los jueces, y ha considerado erróneo que se les imputen los delitos de sedición y rebelión, ya que ha alegado que no hubo violencia en los hechos por los que están en la cárcel.

   También ha considerado que ha existido una "suspensión de los derechos de participación política" de los encarcelados, y ha expuesto que los encarcelados deberían poder acudir al Parlament y, en el caso de Jordi Sànchez, someterse a un debate de investidura.

   Asimismo, ha pronosticado que los líderes soberanistas que están en el extranjero no serán nunca extraditados ya que, los delitos que se les imputan son de naturaleza política y fuera del Estado "no están sujetos a extradición".

   El profesor de la Universidad de East Anglia Michael Hamilton también ha defendido que ha existido una vulneración de derechos y ha pronosticado que "una solución al conflicto político solo se podrá encontrar cuando haya un compromiso de base con los derechos fundamentales".

   La abogada Anaïs Franquesa ha repasado las cargas policiales del 1 de octubre contra la gente presente en los colegios electorales y ha asegurado que hubo un componente de género en la actuación policial: "Fueron a por las mujeres".