Familias de escuelas concertadas no confesionales deploran el cierre de 57 grupos

La consellera de Educación Irene Rigau en rueda de prensa
EUROPA PRESS
Actualizado 17/12/2013 20:59:29 CET

BARCELONA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Asociaciones de Madres y Padres de la Escola Lliure de Catalunya (Fapel), que representa a más de 140.000 familias de la escuela concertada y privada no confesional, han deplorado el cierre de 57 grupos en este nuevo curso, según una cifra provisional proporcionada por la consellera de Enseñanza, Irene Rigau.

Según ha informado la federación este viernes en un comunicado, la pérdida de grupos en algunas escuelas de iniciativa social son una "pésima noticia para los padres y madres", puesto que limita la capacidad de elección de la familia y reduce los recursos de las escuelas.

"Seguimos defendiendo que los padres y madres deben poder seguir escogiendo el modelo educativo que quieran sin tener que tener en cuenta los costes de la educación", ha sostenido.

También ha defendido la legitimidad y justicia que supone la existencia de todos los conciertos educativos al considerarlos "una herramienta de redistribución social fundamental para defender la libertad de la educación", pese a las restricciones financieras y los ataques contra esta libertad de educación.

Sin embargo, Fapel sí ha celebrado la redistribución de los recursos públicos, la mejora de la formación inicial de los profesores, la apuesta por el plurilingüismo y el refuerzo de las asignaturas instrumentales, además de garantizar beca comedor y material escolar a los alumnos más vulnerables.

Rigau ha detallado que en el nuevo curso habrá 57 unidades concertadas que se cerrarán y 12 nuevas, y en las escuelas públicas se incrementarán 275 grupos y se cerrarán 73, correspondientes a la etapa Infantil por el descenso de la natalidad y el paro, que provoca que muchas familias no lleven a sus hijos a la guardería.