Familias de refugiados de Casa Bloc alertan de que se sienten "arrojados a la calle"

 

Familias de refugiados de Casa Bloc alertan de que se sienten "arrojados a la calle"

La Casa Bloc De Barcelona
GENCAT
Publicado 25/04/2017 14:30:45CET

"Vivimos una gran angustia y preocupación y nos sentimos ya en situación de calle", afirman

BARCELONA, 25 Abr. (EUROPA PRESS) -

Familias de refugiados que viven en Casa Bloc de Barcelona han alertado este martes de que su situación es muy grave porque en mayo serán expulsados del equipamiento --en el que residen de forma provisional-- y no pueden pagar un piso debido al incremento de los precios del alquiler: "Nos sentimos arrojados a la calle".

En una carta firmada por varias familias con niños y enviada por la entidad Papeles para todos, los refugiados se dirigen al secretario de Igualdad, Migraciones y Ciudadanía de la Generalitat, Oriol Amorós, a los responsables de Ciutat Refugi y a toda la ciudadanía catalana "que ha dado recientemente importantes muestras de solidaridad con los refugiados".

Lamentan que se les haya dado ultimátum para abandonar la residencia en mayo tras una orden del Ministerio, que les ha ofrecido hasta ahora vivienda y manutención en el marco del programa estatal.

"Nos hemos esforzado por encontrar un alquiler acorde con nuestras posibilidades económicas, pero carecemos de un aval del gobierno o de las ONG y el mercado de alquileres está en plena subida de precios", han explicado.

Rechazan ir a un hostal porque "supone un paso atrás" respecto a la situación actual y es una grave dificultad para las familias con niños en edad escolar, un encarecimiento de las condiciones de vida al no disponer de cocina propia, y un retroceso importante en su lucha por integrarse a la sociedad, lo que debe ser el objetivo de todo plan de acogida.

"GRAN ANGUSTIA Y PREOCUPACIÓN"

"Vivimos una gran angustia y preocupación y nos sentimos ya en situación de calle", han afirmado las familias afectadas, que han reclamado que se las tenga en cuenta, y que se responda al compromiso hecho público en varias ocasiones por Amorós de que Barcelona es su casa.

Ante esta situación, las familias han anunciado que este miércoles tienen previsto presentarse a la oficina de Oriol Amorós para exigir una una respuesta que "permita proseguir con seguridad la lucha por una real integración en esta sociedad de acogida", además de pedirle una reunión.

PLAN DE LA GENERALITAT

Se da la circunstancia de que el pasado mes de enero la consellera de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat, Dolors Bassa, y el secretario Oriol Amorós anunciaron la implementación de un programa para ayudar a refugiados que, después de acogerse al plan estatal, no consiguieran una inserción en la sociedad catalana.

El plan, que preveían aplicar a partir del mes de mayo, contemplaba dotar a los refugiados de una prestación económica que podría rondar los 400 euros para cubrir necesidades básicas a personas refugiadas durante el máximo de un año.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies