Unas fechas tempranas y las últimas nevadas propician una alta ocupación en zonas de montaña

Pista de esquí en Grandvalira
GRANDVALIRA - Archivo
Publicado 24/03/2018 10:59:00CET

Los hoteleros de Barcelona prevén una ocupación del 80%

BARCELONA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

Las fechas tempranas de la Semana Santa de este año, acompañadas de las bajas temperaturas y las nevadas de los últimos días, contribuirán a llenar los hoteles de las zonas de montaña de Catalunya, con todas las estaciones de esquí abiertas y en óptimas condiciones de nieve.

Estas buenas condiciones permitirán a las estaciones de esquí catalanas alargar la temporada de invierno hasta el segundo fin de semana de abril, pasada la Semana Santa.

En el caso de las cinco estaciones del Grupo FGC, en La Molina, Vallter 2000, Espot y Port Ainé se podrá esquiar ininterrumpidamente hasta el 8 de abril, mientras que Vall de Núria estará cerrada entre semana a partir del 2 de abril, siendo también el día 8 el último día de apertura, aunque el hotel de la estación estará en funcionamiento todos los fines de semana de abril.

La estación aranesa de Baqueira Beret estará también abierta hasta el domingo 8 de abril, con espesores de nieve de hasta tres metros en sus pistas, con aproximadamente 150 kilómetros esquiables y el máximo número de remontes abiertos si la meteorología lo permite.

Estas buenas condiciones de nieve en el Pirineo leridano permitirán a Boí Taüll, perteneciente a Nozar Hotels & Resorts, llegar al 100% de ocupación en su complejo hotelero, situado en el Pla de l'Ermita, a 1.600 metros de altura, que seguirá abierto durante los fines de semana de primavera.

La también leridana Port del Comte abrirá al 100% este fin de semana, y también lo hará Masella, que tendrá los hoteles de pie de pista llenos durante los días centrales de la Semana Santa, entre el Viernes Santo y el Lunes de Pascua.

COMARCAS DE MONTAÑA FAVORECIDAS

Esta situación propiciará una buena Semana Santa para los alojamientos turísticos de las zonas de interior y de montaña de Girona y Lleida.

En Girona, la Federación de Hostelería de la provincia prevé ocupaciones de entre el 70 y el 75% en el Ripollès y la Cerdanya; entre el 80 y 85% en la Garrotxa, y entre el 60% y el 65% en la Selva interior, mientras que en el litoral se estiman ocupaciones entre el 60% y el 75%, aunque sólo habrá un 70% de la flota hotelera abierta.

En Lleida, el Patronato de Turismo prevé una ocupación de entre el 90% y el 100% en el Pirineo y los alojamientos de turismo rural, y calcula que durante los diez días entre este sábado y el Lunes de Pascua visitarán las comarcas leridanas unos 85.000 turistas.

El turismo rural, el turismo de naturaleza, cultural y la gastronomía son los otros puntos de atracción para los visitantes además del esquí.

BARCELONA CIUDAD

En Barcelona ciudad, el Gremio de Hoteles estima una ocupación entre el viernes y el lunes del 80%, cinco puntos por debajo que el año pasado, aunque ha destacado que en 2016 estas vacaciones fueron a mediados de abril, lo que favorece los destinos que no son de montaña.

En cuanto a los apartamentos turísticos, Apartur prevé una ocupación del 79,2%, manteniéndose en la línea del año pasado, con una estancia media de cuatro días a un precio de 51 euros por persona y noche, siendo las principales nacionalidades de visitantes Reino Unido, resto de Europa, Estados Unidos y Canadá.