Fernández Díaz critica las campañas institucionales del Ayuntamiento y acusa a Clos de sufrir "taquicardia publicitaria"

Actualizado 10/07/2006 19:55:42 CET

BARCELONA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El presidente del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Alberto Fernández Díaz, criticó hoy las campañas institucionales impulsadas por el gobierno municipal y acusó al alcalde Joan Clos de sufrir "taquicardia publicitaria".

Fernández Díaz explicó que "en los últimos cuatro meses, el Ayuntamiento ha promovido al menos 15 campañas institucionales, algunas cuestionadas por el Consell de l'Audiovisual de Catalunya (CAC) por infringir la Ley Audiovisual".

En este sentido, citó iniciativas como la campaña Barcelona Estiu, 'Mou-te per Barcelona' campañas de limpieza, de movilidad, de barrios, el Grec, campañas de Parcs i Jardins, de mercados, de vivienda, formación profesional, servicios urbanos y educación.

El líder popular presentará una iniciativa en la Comisión de Presidencia y BTV que tendrá lugar el próximo miércoles para preguntar al gobierno municipal sobre dicha cuestión. En su opinión, BTV "podría haber emitido spots de las campañas sin previa autorización del CAC".

El PP aseguró que ha reclamado información al CAC sobre las campañas institucionales del Ayuntamiento, para conocer "si se ajustan a lo que establece la ley en sus contenidos, sino también a la exigencia de autorizaciones previas".

Fernández Díaz recordó que el pasado diciembre se aprobó la Ley del Audiovisual que obliga a las administraciones a pedir autorización previa al CAC para emitir campañas institucionales de radio y televisión y que establece que su objetivo desde ser la de información de servicios públicos y no la promoción de partidos políticos.

El presidente popular señaló que la campaña 'Barcelona Batega' del Ayuntamiento "tiene el mismo eslógan del último congreso del PSC 'Bateguem amb Barcelona'", lo que "infringe el artículo 109.2 de la ley, que establece que la finalidad de estas iniciativas es sólo informar sobre servicios públicos.

El PP denunció que el Ayuntamiento gastó 13,76 millones de euros en campañas institucionales a lo largo de 2005. "Si Clos lo estuviera haciendo bien, no se gastaría tanto dinero en publicidad institucional para promocionar su gestión", apuntó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies