El Festival de Música Antiga de Poblet reivindica la ausencia de fronteras entre culturas

Jordi Savall, Alexis Gómez y Octavi Vilà en la presentación del Festival
EUROPA PRESS
Publicado 21/06/2016 14:36:28CET

Savall reprocha la falta de "reacción" ante la crisis de refugiados

BARCELONA, 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El IV Festival de Música Antiga de Poblet reivindica en la programación de esta edición el diálogo cultural y religioso, en la "ausencia de fronteras entre la música de diferentes culturas y las influencias que a lo largo de la historia ha habido entre ellas", ha explicado en rueda de prensa este martes su director artístico, Jordi Savall.

Los tres conciertos, que se celebrarán el 12, 13 y 14 de agosto, a las 21.30 horas en el Monestir de Poblet, pretenden recordar que "la música de todas las épocas es esencial para la vida humana" y que la cultura occidental existe gracias a la influencia de todas las culturas.

Durante las tres noches consecutivas, en Poblet se podrán escuchar desde las Cantigas de Santa María y el Llibre Vermell de Montserrat, hasta música tradicional procedente de recopilaciones de los siglos XVIII y XIX.

DIÁLOGO INTERCULTURAL

El primer concierto, que se celebrará el 12 de agosto, lleva como título 'Orient-Occident: Les músiques cristianes, jueves i musulmanes en diáleg' y pretende ser una reflexión de los elementos que unen, en la diversidad, los pueblos y las culturas de Oriente y Occidente.

'Diàlegs Cèltics de l'Antic i del Nou món', es el segundo concierto del 13 de agosto y se caracteriza por acercar las tradiciones celtas pasadas y presentes, y, por último, 'Cants a la Verge' será el concierto que cerrará el festival el 14 de agosto, en el que se homenajeará a la Mare de Deú d'Agost y se presentarán diálogos de las músicas espirituales y de las canciones populares.

Los tres programas, que demuestran como "la música antigua de raíz sacra y la de raíz profana conviven y se influencian recíprocamente", estarán interpretados por Savall con sus conjuntos Hespèrion XXI, la Capella Reial de Catalunya y músicos invitados de Siria, Armenia, Israel, Grecia y Turquia.

NUEVO EMPLAZAMIENTO

En esta edición, el festival estrena un nuevo emplazamiento, aunque el primer concierto se celebrará, como es habitual, en la Plaça de l'Església, para las otras dos noches se habilitará el Antiguo dormitorio de los monjes, una nave perpendicular a la basílica del monasterio.

El director artístico del Festival ha remarcado que, además del sentido emblemático de continuar celebrando conciertos en la Plaça de l'Església, el "programa Oriente-Occidente de esta edición necesita que el público escuche la música al aire libre, viendo las estrellas, porque sólo así se puede crear un ambiente mágico".

VISITA AL CAMPO DE REFUGIADOS

Después que Savall visitara el pasado 18 de junio el campo de refugiados de Vasilika (Grecia), el músico ha manifestado la falta de "reacción de las sociedades y de los estados europeos ante esta situación", y ha advertido de que los refugiados se están creando una imagen muy dura de los europeos.

El director artístico del Festival ha lamentado, además, que es frecuente que en Occidente "se olvide que esta gente que se rechaza tienen unas músicas increíbles", en el sentido de que la situación de los refugiados es, además de una tragedia humana, un drama cultural.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies