Figueres (Girona) elimina más de 3.000 estorninos a balazos en un intento de expulsar la plaga de la ciudad

Actualizado 15/02/2006 16:55:02 CET

FIGUERES (GIRONA), 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Figueres (Girona) ha decidido eliminar más de 3.000 estorninos a balazos en un intento de expulsar esta plaga del Parc Bosc, una zona próxima al centro sanitario de esta localidad. El Ayuntamiento de Figueres ya ha tomado otras medidas que hasta el momento no han solucionado el problema.

Un total de 70 cazadores dispararon anoche contra los estorninos del Parc Bosc. Agentes de la Guardia Urbana, Mossos d'Esquadra y Guardia Civil cortaron los accesos al parque y las calles del alrededor y advirtieron a los vecinos que cerraran bien puertas y balcones.

A pesar de todo, el concejal de Medio Ambiente de Figueres, Pere Pujolà, aseguró hoy a Europa Press que la experiencia "no ha sido del todo positiva", porque "aunque se hayan eliminado 3.000 ejemplares, esto no es nada comparado con toda la población de aves que existe".

Los responsables del Ayuntamiento tienen previsto realizar esta noche una nueva comprobación sobre los efectos de esta iniciativa, que contaba con el apoyo de los ecologistas, aunque esta mañana, ya habían vuelto la mayoría de estorninos al Parc Bosc.

No obstante, Pujolà sí que se felicitó por el operativo de anoche, ya que "funcionó bien desde un punto de vista logístico". Según el concejal, la situación demuestra que "los municipios no estamos preparados para afrontar este tipo de problemas".

El concejal de Medio Ambiente reclamó que "se tomen acciones" y se declare "la situación de plaga" en esta población catalana. "Ya es hora de que alguien se haga cargo" de este problema, exigió el concejal.

El consistorio de Figueres ya ha empezado a trabajar para trasladar este problema a la delegada de Gobierno en Girona, Pia Bosch, y poder encontrar así una solución conjunta.

Hasta el momento, las medidas iniciadas por el Ayuntamiento para eliminar esta plaga de aves, como la colocación de petardos, bengalas por la noche y señales acústicas molestas para los pájaros "no han resuelto nada" ya que "sólo conseguimos expulsar a los estorninos del centro de la ciudad", según Pujolà.

La población de estorninos "ha alcanzado niveles históricos", señaló este representante del consistorio, quien aseguró que el problema clave de estas aves son "los excrementos y los destrozos que causan en el terreno agrícola, ya que se alimentan del grano de los cultivos".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies