Un fiscal experto en N'drangheta dice que España es "privilegiada en Europa" para la entrada de cocaína

 

Un fiscal experto en N'drangheta dice que España es "privilegiada en Europa" para la entrada de cocaína

El Comisario De Mossos Joan Figuera Y El Fiscal Italiano Nicola Gratteri
EUROPA PRESS
Actualizado 02/12/2011 12:31:39 CET

MOLLET DEL VALLÈS (BARCELONA), 2 Dic. (EUROPA PRESS) -

El fiscal del Tribunal de la República de Reggio Calabria, Nicola Gratteri, especializado en la N'drangheta, ha explicado este viernes que, tal y como le contó un capo de la droga al que detuvo en Colombia, "España es el Estado privilegiado en Europa para la llegada de cocaína".

En una conferencia en las Jornadas de Crimen Organizado del Instituto de Seguridad Pública de Catalunya (ISPC), Gratteri ha relatado cómo ha seguido con su lucha contra la N'drangheta --mafia afincada en el sur de Italia desde hace 150 años-- hasta Alemania y Colombia, porque ésta ha ido extendiéndose y ampliando sus negocios desde el robo y el cobro de impuestos en el campo en sus inicios al narcotráfico a gran escala.

Según Gratteri, en España se envía la cocaína en barcos que pueden llevar hasta 8.000 kilos y, según sus datos, la mafia ha hecho numerosos envíos de entre 3.000 y 8.000 kilos que entran por la costa oceánica, por el norte de España, ya que tienen miedo de pasar por Gibraltar porque creen que está muy controlado.

Además, en España hay capacidad de almacenar y distribuir la droga porque hay depósitos de hasta 10 toneladas.

La N'drangheta, una de las mafias más peligrosas, en que los vínculos de sangre son esenciales, tuvo su revolución en los años 70 cuando permitió que los N'dranghetistas pudieran ser masones, lo que les permitió introducirse en todas las esferas de poder y pasar a estar en las esferas de poder.

Actualmente, hay 10.000 N'dranghetistas en Italia, según los cálculos del fiscal.

PROBLEMA INTERNACIONAL

Según el fiscal, el problema de la mafia no se circunscribe a Italia, donde sin embargo tienen hasta cuatro organizaciones, sino que es una cuestión europea y mundial.

En Europa la lucha antimafia tiene muchas dificultades porque el espacio Schengen permite recorrer grandes distancias sin pasar ningún control.

También es un problema que la mafia se ve en muchos países europeos como un problema político, porque no crean alarma social, no hay violencia, y los mafiosos solo se dedican al blanqueo de dinero y a introducir droga.

"El poder político no quiere que se hable de ellas", ha sentenciado el fiscal, que además lamenta que no tienen suficientes recursos para luchar contra las mafias.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies