El fiscal jefe de Girona actuará de forma "contundente" contra las bandas que asaltan domicilios y usan la violencia

Actualizado 11/05/2006 17:28:03 CET

GIRONA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

El fiscal jefe de la Audiencia de Girona, Josep Maria Casadevall, se mostró hoy "preocupado" por la actuación de bandas que asaltan domicilios particulares y que emplean la violencia para robar a sus propietarios y anunció que el Ministerio Público actuará contra los autores de estos delitos "aplicando de forma contundente la ley".

Casadevall avanzó que solicitará "el ingreso provisional en prisión de forma inmediata cuando la Policía nos presente a un detenido con pruebas suficientes" y explicó que pedirá que "en el posterior juicio se le condene por un delito de robo con fuerza en casa habitada o de robo con intimidación y violación de domicilio".

"Aplicaremos contundentemente la ley porque son infracciones que afectan muchísimo a las personas, no sólo por lo que se sustrae sino por el miedo que sufren las víctimas", añadió. El fiscal jefe, no obstante, reconoció que la obtención de pruebas en estos casos supone una tarea difícil para la Policía "porque --sus autores-- adoptan precauciones y la investigación no es fácil".

La memoria de la Fiscalía de Girona revela que durante el año 2005 se contabilizaron 19.266 delitos contra el patrimonio, lo que supone un 1,22% más que el 2004. Casadevall manifestó que los asaltos a domicilios, que en los últimos meses han generado una importante alarma social en la provincia de Girona, "han existido siempre" y recordó algunas sentencias recientes que condenan a penas de prisión a sus autores.

Durante la presentación de la memoria de 2005, el fiscal jefe compartió la demanda realizada ayer por el presidente de la Audiencia Provincial, Fernando Lacaba, sobre la necesidad de aplicar incentivos económicos para estabilizar las plantillas y acabar con la elevada movilidad laboral que se produce en todos los estamentos de la Administración de Justicia de la provincia.

Según Casadevall, "Girona no es un destino atractivo para los funcionarios de otras zonas de España, para venir de turista y pasar unas semanas sí, pero para trabajar no". El fiscal jefe en Girona señaló como motivos que "hay más trabajo que en otras provincias" y que "los casos son más complicados, ya que al ser zona fronteriza y con una gran afluencia turística, a veces, se requiere la presencia de un traductor para realizar una simple alcoholemia, lo que complica el trámite".

Además, "económicamente está más mal pagado que en otras provincias --donde el coste de la vida no es tan caro--, no existen vínculos familiares en el territorio y las comunicaciones con el resto de España no son fluidas para facilitar un contacto regular con el lugar de origen".

Casadevall reconoció que en la provincia de Girona "la mayoría de los fiscales sólo vienen por un tiempo limitado, cuando salen de la Escuela Judicial o del centro de estudios jurídicos, y prácticamente nadie proviene de concursos voluntarios".

En este sentido, se mostró partidario de ofrecer incentivos económicos para estabilizar las plantillas, pese a que recordó que "existen otras posibilidades que se tienen que estudiar como, por ejemplo, alargar el tiempo de permanencia obligatoria en el destino, que en algunos casos es de un año". Una parte importante de los 34 fiscales que configuran la plantilla del Ministerio Público en Girona son interinos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies