Forcadell alega que votar las conclusiones de la comisión fue iniciativa de JxSí y la CUP

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Recurso al Tribunal Superior

Forcadell alega que votar las conclusiones de la comisión fue iniciativa de JxSí y la CUP

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell
EUROPA PRESS
Publicado 31/10/2016 15:17:55CET

   La presidenta dice al TSJC que sólo tiene poder de ordenar debates y no de censurarlos

   BARCELONA, 31 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La defensa de la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha alegado ante el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) que ella no tomó la decisión de llevar al pleno las conclusiones de la comisión de estudio del proceso constituyente si no que fue "iniciativa de dos grupos parlamentarios", en referencia implícita a JxSí y la CUP.

   "No fue en ningún caso la Honorable presidenta del Parlament la que alteró, a iniciativa propia, el orden del día", sostienen en el recurso de súplica, recogido por Europa Press, y que han presentado este lunes para que el TSJC rechace investigarla tras la querella de la Fiscalía que la acusa de desobediencia y prevaricación.

    Recalcan que "la Presidencia no tiene ningún poder o prerrogativa para limitar el contenido de lo que se expresa, más allá de ordenar el debate y valorar, como un miembro de la Mesa, en cumplimiento de las exigencias formales de cualquier iniciativa parlamentaria".

    "No tiene ninguna facultad --la presidenta-- para restringir la libertad de expresión en el Parlament, ni puede censurar el contenido de los debates entre diputados, ni para restringir la votación de las iniciativas parlamentarias", insisten en su escrito de súplica.

    La defensa de Forcadell asegura que ese 27 de julio de 2016 ella se limitó a "dirigir el debate parlamentario" de acuerdo con el Reglamento después de la solicitud de los dos grupos parlamentarios.

    Acusa a la Fiscalía de tergiversar parte de los hechos con el fin de poder articular la querella y, en ese sentido, considera "inadmisible" que en la querella le acuse de intentar llevar a cabo su proyecto político por la vía de los hechos.

    "Siguió el procedimiento establecido y permitió el debate de días en el que todos los grupos parlamentarios usaron su turno de palabra, incluidos aquellos más radicalmente opuestos al contenido que se debatía", argumentan.

    Desmienten también a la Fiscalía en que haya sido Forcadell la que pidió un informe a los servicios jurídicos del Parlament sobre la prohibición del Tribunal Constitucional (TC), sino que "fueron estos, a iniciativa propia, quienes lo elaboraron y trasladaron a la Presidencia".

UN "PUNTO DE INFLEXIÓN"

   Además, se critica que la querella presentada y la decisión de admitirla a trámite es un hecho de inusitada trascendencia, ya que supone "un punto de inflexión en la voluntad de control de un poder del Estado".

   "La querella es el primer ejercicio conocido en la trayectoria del sistema penal español de someter a análisis en la jurisdicción penal la prohibición y sanción del debate de ideas", se alega en el texto.

    En el recurso también se apela a una sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos en la que se recuerda que la libertad de expresión resulta fundamental y es "uno de los pilares básicos de una sociedad democrática y de su progreso y desarrollo".

   Forcadell avaló el debate sobre el proceso constituyente catalán porque así se aprobó en el pleno --con los votos de JxSí y la CUP--, pero lo hizo pese a existir una advertencia del Tribunal Constitucional (TC) de que no se podía hacer porque el contenido del documento que se sometía a votación era manifiestamente inconstitucional.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies