El foro de conferencias episcopales europeas en Barcelona, "punto de inflexión" para el Sínodo 2018

El presidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa, Angelo Bagnasco
EUROPA PRESS
Publicado 31/03/2017 12:53:55CET

BARCELONA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Simposio promovido por las Conferencias Episcopales de Europa celebrado esta semana en Barcelona se convertirá en "punto de inflexión" para la preparación del Sínodo de Obispos de octubre de 2018, que analizará los desafíos de jóvenes en la Iglesia global.

Lo ha explicado el arzobispo de Génova y presidente del Consejo de Conferencias Episcopales de Europa, Angelo Bagnasco, antes de participar en las conclusiones del encuentro y en una atención con los medios, en que ha remarcado que este encuentro es un "camino preparatorio" para el encuentro del próximo año, aunque no solo.

Bagnasco, que este jueves pronunció una homilía en una misa en la Sagrada Familia de Barcelona, ha destacado el papel de los jóvenes en la Iglesia, y ha remarcado que Europa sigue siendo un "continente grandioso por su historia, su belleza" y raíces cristianas.

En sus palabras en la basílica dedicada por el papa Benedicto XVI, destacó: "La familia es una escuela de humanidad y de fe, el primer gimnasio de virtudes humanas y cristianas, donde se aprende a amar y ser amado, para tener confianza en nosotros mismos, en los demás, en la vida".

El simposio ha acogido 200 participantes con un peso destacado de las delegaciones de juventud de la diócesis de Europa, y ha servido para realizar aportaciones y elaborar documentos de trabajo para el encuentro de obispos en el que se debatirá sobre los desafíos de los jóvenes y su acompañamiento en la Iglesia.

El secretario general de la Conferencia Episcopal Europea, Duarte da Cunha, ha explicado: "Los jóvenes son decisivos para la vida de la Iglesia y de la sociedad. Poseen numerosos dones que desean compartir y que es necesario valorizar: dedicación, creatividad, generosidad, deseo de conocer al otro y acogerlo".

Según Da Cunha, la vida de un acompañante de los jóvenes no debe ser perfecta, sino que debe mirar a Dios y vivir con compromiso la realidad presente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies